Revelan irregularidades en Interpol Bolivia

2

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, admitió que en la unidad dependiente de la Policía Boliviana, Interpol Bolivia, se cometen irregularidades, como la eliminación de datos de criminales buscados internacionalmente.

El titular de cartera aseguró ayer que los funcionarios policiales de Interpol eliminaron los datos con la orden de aprehensión de Pedro Montenegro, quien se encuentra prófugo por delitos de narcotráfico y que, por lo tanto, no fue capturado. Anteriormente, incluso la Felcc de Santa Cruz le otorgó un reconocimiento público por donar muebles a la entidad policial.

Desde la pasada semana, casi a diario se revelan más datos sobre Montenegro y sus nexos que van desde policías de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de Santa Cruz, hasta reinas de belleza y lujosos viajes al exterior.

Sin embargo, según Romero, no se conocía que Montenegro tenía una orden de aprehensión con fines de extradición hacia Brasil y al parecer manejaba identidades falsas y hasta fue condecorado por la Felcc de Santa Cruz.

El ministro Romero explicó también que en 2016 una decisión judicial anuló la orden de aprehensión contra Montenegro y, si bien posteriormente el Tribunal Supremo repuso la orden, ya los datos de Montenegro habían sido eliminados.

“Luego que fue repuesto (el mandamiento) por una decisión del Tribunal Supremo de Justicia, habían sido eliminado de los datos de la base de datos de Interpol”, aseguró el funcionario en entrevista con el canal estatal.

Romero manifestó que no ordenó antes la captura de Montenegro precisamente porque los datos no existían en el sistema.

“¿Quiénes son los responsables del sistema? Son los funcionarios de Interpol, acreditados por la Policía Boliviana, en este caso en Santa Cruz, por eso he instruido una investigación en el marco del proceso judicial a los funcionarios de los últimos cuatro años”, indicó.

Asimismo, anunció que, en el marco de las reformas en varias unidades de la Policía, se desarrolla un registro de personas con orden de aprehensión a nivel nacional e internacional, que será de acceso público. Aseveró que en 15 días se publicará la lista de los prófugos por narcotráfico.

ACUSA DE VENGANZA

Según Romero, el escándalo que puso en el ojo de la tormenta a la Policía Boliviana fue por un acto de venganza del excomandante de la entidad, general Rómulo Delgado, quien, en ausencia del presidente Evo Morales, fue destituido de su cargo.

Romero acusó a Delgado de filtrar el audio con el que se destaparon las investigaciones sobre los presuntos nexos de coronel Gonzalo Medina, y el capitán de Policía, Fernando Moreira, con el narcotráfico; por “venganza”. Después de denunciado el hecho, ambos funcionarios policiales fueron dados de baja y detenidos.

“Delgado le hace una llamada (al director de la Felcn, Maximiliano Dávila). Lo graba maliciosamente, para tratar de embarrar y vengarse, y resulta que la filtra al periódico Los Tiempos y este medio la publicita como primicial”, manifestó a los medios estatales.

El pasado 13 de abril, el diario Los Tiempos sacó a la luz el audio de una conversación entre el excomandante Delgado y el director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico, Maximiliano Dávila, quienes hablaban sobre una investigación de tráfico de drogas en los que se hallaban implicados Medina y Moreira.

El Diario.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More