Mujeres incursionan en la cosecha de agua de lluvia

7

El agua es un recurso no renovable que se está acabando en el mundo y los científicos vislumbran problemas de escasez de agua a nivel mundial, condición que no solo ocasionaría muertes por deshidratación sino una guerra económica por este recurso.

En Tarija, la Cooperativa de agua y alcantarillado sanitario de Tarija (Cosaalt) explicó que aún no se tiene la conciencia requerida para poder conservar las fuentes de agua de la ciudad, esto considerando que son manantiales aún limpios y naturales.

“Todos debemos hacer uso eficiente y racional del agua, no hay que olvidar de que este es un recurso no renovable que cada día es más escaso y que todos los habitantes de esta ciudad debemos hacer conciencia”, señaló el gerente de Cosaalt, Cecilio Vargas.

Según publicación de “La Voz de Tarija”, el ejecutivo explicó que si bien se avecina la época de estiaje por la culminación de las lluvias, la población debe tener más conciencia del uso de agua, ya que aunque Tarija se alimente por manantiales, este recurso se agota.

“Lamentablemente en nuestra ciudad no hay costumbre de cuidar el agua pero es hora de hacerlo, hay varias técnicas que no utilizamos como la cosecha de agua de lluvia, el reciclaje de agua, los artefactos de bajo consumo y creo que debemos empezar a hacerlo porque no solamente nos va a permitir a ahorrar sino a que tengamos este recurso por muchos años más”, explicó.

COSECHA DE AGUA EN VILLA MONTES

Huacareta es una comunidad Guaraní, distante a 30 minutos de la ciudad de Villa Montes, en esta comunidad las temperaturas características de la región alcanzan hasta más de 40 grados; sin embargo, al igual que muchas otras comunidades, no tiene acceso al agua menos aún al agua potable, por lo que el municipio a través de carros cisternas lleva agua del río hasta las comunidades.

Son los comunarios los que se encargan de almacenar el líquido elemento en grandes bolsas de plástico para paulatinamente y a través de la organización distribuirlo hasta el próximo turno de abastecimiento.

Esta realidad de limitadas condiciones de acceso al agua en la que viven muchas comunidades del chaco tarijeño, se recrudece cuando se termina el agua almacenada, pues en el caso de Huacareta las mujeres y niños como principales responsables de suministrar este líquido elemento a sus hogares, se ven obligados a caminar grandes distancias, de hasta más de dos horas para llegar al río, vertiente o quebrada más cercana de agua y poder abastecerse.

Movidas por esta realidad las mujeres de la comunidad se han organizado tras diferentes procesos de reflexión en torno a visibilizar que los efectos del cambio climático tienen consecuencias diferenciadas en la vida de mujeres y hombres.

Asimismo, el tema “Mujeres y Agua” también está vinculado al sistema sexo-género y es a las mujeres por los roles que desempeñan en el ámbito privado o reproductivo, a quienes se les atribuye las tareas de abastecimiento y gestión cotidiana del agua, porque generalmente son ellas las encargadas de recoger, almacenar, administrar y utilizar este líquido elemento, ya sea en la preparación de alimentos, la limpieza del hogar, el cuidado de los hijos, los animales o la siembra de cultivos.

En ese contexto, la comunidad con la participación activa de las mujeres, sus familias y el apoyo del Centro de Capacitación e Investigación de la Mujer Campesina (Ccimcat), bajo el proyecto “Mujeres Diversas, Sembrado Agua, Cosechando Vida”, ha impulsado la construcción de una tecnología social y alternativa bajo el sistema de cosecha de agua de lluvia.

El Diario.