Monsanto enfrenta 13.400 recursos judiciales en EEUU

4

El herbicida glifosato, por el cual el fabricante Monsanto ya fue condenado dos veces, enfrenta 13.400 demandas judiciales en Estados Unidos, anunció el grupo químico alemán Bayer, casa matriz del grupo agroquímico estadounidense, según Infobae.

En febrero pasado, el número de demandas contra el glifosato era de 11.200, señaló la empresa. Monsanto fue condenado en dos ocasiones por los efectos nocivos del herbicida.

Un primer falló condenó a Monsanto a pagar una indemnización de 78,5 millones de dólares a un exjardinero.

Un segundo fallo lo condenó a indemnizar con 80,3 millones de dólares a un jubilado de California, víctima de un cáncer tras haber utilizado durante 25 años Roundup, la marca del herbicida glifosato de Monsanto.

AGROTÓXICOS

Por otra parte, en Bolivia la cantidad de agrotóxicos que ingresan al país es alarmante. La afirmación corresponde a Fabrizio Uscamayta del proyecto Eco Tambo-Tejiendo Transiciones, quien se basó en datos del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), que señalan que el aumento de las importaciones se incrementó en un 400 % en el curso de 12 años, según reporta Erbol.

En 2004, ingresaban 10 millones de kilogramos de agrotóxicos y el 2016 ya eran 40 millones de kilogramos. El Instituto Nacional de Estadísticas (INE), reporta un ingreso de 27 millones de kilogramos el año 2007, subiendo tres años después a 38 millones y 62 millones el año 2017.

El ingreso, uso y consumo de los productos agroquímicos en Bolivia, fue el tema abordado por los investigadores Johanna Jacobi de la Universidad de Berna Suiza y Julio Martell del Grupo Cambio Climático y Justicia de Santa Cruz, en el programa «Verdades Ocultas: la Hora de la Naturaleza», conducido por Fabrizio Uscamayta de Eco Tambo-Tejiendo Transiciones, que junto a la Fundación Jubileo, Iseat y la Fundación Solón cada viernes abren un espacio radial en Erbol para la reflexión y el debate.

Martell explica que los datos manifiestan que hoy en Bolivia se usan 600 % más agroquímicos que hace 15 años, sin contar los productos que ingresan por contrabando, que según el Senasag llegan a un 30% adicional. «Millones de dólares de comercio e importaciones son más importantes que los impactos en la salud y el medio ambiente», dice el investigador.

La Fundación Jubileo -complementa Uscamayta- señala que los montos gastados en la adquisición de productos agroquímicos en el país ascienden a 250 millones de dólares para el año 2017. En los últimos 15 años, el gasto que ha hecho Bolivia para comprar productos agrotóxicos es de 2.000 millones de dólares americanos.

El Diario.