FmBolivia
Uniendo a más bolivianos en todo el planeta.

Joven de 17 años tras las rejas: Imputado por brutal asesinato en La Paz

  • Enviado a centro de rehabilitación tras cortar el cuello de su acosador y desfigurar su rostro con una piedra

En un escalofriante suceso que estremeció las tranquilas calles entre las zonas Forno y Escobar Uria, del macrodistrito San Antonio de la ciudad de La Paz, un adolescente de 17 años ha sido enviado al centro de rehabilitación de Qalauma tras ser imputado por el brutal asesinato de un hombre, a quien no solo le cortó el cuello con un estilete, sino que también le desfiguró el rostro a golpes de piedra.

El crimen, que tuvo lugar el 27 de diciembre pasado, ha dejado atónitos a los residentes de la zona, sumiendo a la comunidad en un estado de conmoción y horror.

La víctima, un hombre de entre 35 y 40 años de edad, conocido únicamente por el sobrenombre de «Chacón», se convirtió en el blanco de esta violenta agresión cuyo móvil, según la Policía, radica en un profundo resentimiento que el joven imputado albergaba hacia él. Al parecer, este resentimiento surgía de una relación marcada por el hostigamiento y maltrato que «Chacón» supuestamente infligía al adolescente. Ambos, de acuerdo con las autoridades, estarían vinculados por actividades relacionadas con el consumo y la venta de sustancias controladas.

El informe policial revela que la víctima sufrió una serie de horrores inenarrables: hemorragia, sección de la vena yugular, múltiples traumatismos cortantes en el cuello y un traumatismo facial severo con múltiples fracturas. La fiscal del caso, Rosario Merlo, destacó que la herida fatal fue el resultado del corte de cuello perpetrado con un estilete.

Pero la barbarie no termina ahí. Según la misma fuente, el adolescente habría empleado una piedra de 20 a 30 centímetros de diámetro para desfigurar el rostro de «Chacón». Un acto de violencia extrema que ha dejado perplejas a las autoridades y a la comunidad en general.

El juez a cargo del caso ha dictaminado la detención preventiva del joven por un periodo de 45 días mientras se llevan a cabo las investigaciones pertinentes. Este lamentable episodio pone de manifiesto la gravedad de la situación y plantea interrogantes sobre la necesidad de abordar los problemas sociales que subyacen tras actos tan horrendos.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más