Seis menores bebían en interior de alojamiento

5

Durante diferentes operativos realizados por la Intendencia y la Guardia Municipal, dieron lugar a la clausura de un alojamiento en la zona 16 de Julio, donde fueron encontrados 6 menores de edad, consumiendo bebidas alcohólicas en compañía de dos varones, entre ellos el administrador de este negocio.

Este trabajo de control de alojamientos, de acuerdo con la autoridad municipal, se viene realizando de forma continua, por lo que a denuncia de los vecinos de esta zona se ha podido identificar el alojamiento en la zona 16 de Julio del Distrito 6, donde se logró ver todas estas anomalías en su interior, actitud que se constituye en un delito flagrante.

«El alojamiento tiene el nombre de Huaycheño, donde la mañana del miércoles hemos logrado encontrar a seis menores de edad mujeres consumiendo bebidas alcohólicas, en compañía de dos personas mayores, siendo uno de ellos el administrador de este negocio, por lo que se procedió al arresto de las mismas», explicó Ulloa.

De esta forma, como corresponde los seis menores fueron remitidos al hogar 14 horas, mientras que los dos mayores, fueron enviados a la Estación Policial Integral de la zona de Ciudad Satélite, donde actualmente vienen trabajando la unidad de Trata y Tráfico, del Municipio de El Alto.

Según la autoridad el Secretario de Seguridad Ciudadana, Dorian Ulloa, los infractores serán pasibles a una investigación severa, debido a la flagrancia en el que fueron encontrados junto a las seis menores, de estos últimos se tiene previsto citar a los progenitores o alguna persona con las que puedan estar a cargo de cada una de ellas.

De la misma forma, se ha logrado intervenir un bar clandestino, donde fueron encontradas doce personas fueron remitidas para el arresto policial, donde también se decomisó el equipo de sonido y mobiliario de este negocio clandestino.

«Continua preocupando la proliferación de este tipo de negocios, porque gran parte de las personas que se dedican a este tipo de las actividades ilícitas se concentran en estos lugares donde se consumen bebidas adulteradas e ilegales, generando inseguridad en los barrios alteños, donde utilizan como guarida», señaló Ulloa.

La autoridad dijo que en estos casos, dichas personas indocumentadas, son enviadas inmediatamente a las instancias policiales, con la finalidad de que sean identificadas, porque sabemos que muchos de ellos cuentan con antecedentes delictuosos, con más razón cuando se trata de personas que no cuentan con una fuente de trabajo, quienes se dedican a consumir bebidas alcohólicas en el día y en la noche de dedican a delinquir.

El Diario.