Alcaldía declara alerta naranja ante “peligro de colapso” de Alpacoma

1

El Concejo edil de La Paz aprobó la declaración de situación de emergencia o Alerta Naranja ante el “peligro de colapso” del relleno sanitario de Alpacoma, como detalla el informe de la Secretaría de Municipal de Gestión Ambiental (SMGA).

Para evitar riesgos por la época de lluvias, la Alcaldía anunció que iniciará obras de forma inmediata, como la canalización de la quebrada y otras operaciones. Estas tareas demandarán cerca de 25 millones de bolivianos.

“El relleno sanitario de Alpacoma se encontraría en peligro de colapso por lo que el GAMLP, a través de las instancias competentes, y en calidad de operador de las tareas previas al cierre, ha identificado la urgente necesidad de implementar obras de estabilización en diferentes sectores del relleno sanitario y en la Quebrada de Alpacoma”, dice el informe de la secretaría de Gestión Ambiental. El documento fue enviado el 4 de octubre al despacho del alcalde Luis Revilla.

El informe da cuenta que es “imperativa” la implementación de una planta de tratamiento de líquidos lixiviados e indica que debería comenzar a operar antes de la época de lluvias. “Con las precipitaciones (de fin de año) el caudal de lixiviado se incrementa en un 40% a 90% entre los meses de octubre y diciembre”, añade.

Un segundo informe de la secretaría Municipal de Gestión Integral de Riesgo (SMGIR) del 9 de octubre advierte de riesgos en este botadero. “Producto de los recientes eventos hidrometeorológicos de septiembre y (principios) de octubre se han originado importantes incrementos de caudal en el sector superior que han acentuado los fenómenos de erosión”, detalla el documento.

Este estudio advierte que en la parte del relleno sanitario, colindante con la Quebrada Alpacoma, “se han identificado que en los macizos de residuos sólidos existe gran cantidad de humedad (…) representa la existencia de lixiviados no controlados que generan de manera gradual sobrepeso”. La SMGIR también pide declarar la situación de emergencia.

El 11 de octubre, Revilla, emitió la resolución ejecutiva 422/2019 declarando la Alerta Naranja en la Quebrada Alpacoma y en el Relleno Sanitario. La norma fue enviada al Concejo para su tratamiento. La ley fue aprobada ayer en el pleno del Concejo y por su importancia refrendó la declaratoria de emergencia. El director del Sistema de Regulación Municipal, Rubén Ledezma, llegó al legislativo edil para presenciar la aprobación.

“Es importante para nosotros (la aprobación de la ley en el Concejo) porque en una situación como la que nos encontramos, tenemos emergencias que atender. Los procesos de contratación normal no nos permitirían realizar varias obras”, dijo Ledezma.

Aseguró que ahora podrán ejecutarlas de forma inmediata “en especial” para Alpacoma. Explicó que se hará el embovedado en una parte de la quebrada Alpacoma que conduce las aguas sanitarias que se originan en El Alto y pasan por la parte baja del relleno. En este sector se produjo un deslizamiento de tierra lo que ocasionó el derrame de lixiviados en julio.

“Sobre el embovedado construiremos unas cuñas para dar mayor estabilidad a todo el relleno”, precisó Ledezma e informó que con la aprobación del Concejo se podrá concluir la construcción de la planta de tratamiento de lixiviados hasta el 15 de diciembre.

“Son montos altos que gradualmente queremos invertir en este y el próximo año (que suman) alrededor de 25 millones de bolivianos”, precisó.

Declaración de alerta naranja

“En caso de no realizar estas obras de emergencia previstas, la época de lluvias podría generarnos daño. Ustedes saben que Alpacoma es un lugar de mucho cuidado y debemos tomar todas las previsiones necesarias. Esta alerta naranja nos permitirá a nosotros hacer efectivas las medidas de prevención”, sostuvo el director del Siremu, respecto a la aprobación de la medida por el Concejo.

Consultado sobre si hay riesgo de deslizamiento en este sector, Ledezma respondió: “No hay elementos para afirmar ello, Alpacoma siempre tiene problemas porque después del deslizamiento se desestabilizó (el sector) y como medida preventiva queremos generar mejores condiciones de drenaje, estabilizarlo, pero es una medida preventiva”.

Pagina Siete.