Facturas revelan millonario sobreprecio en compras de ropa y maquinaria del Sernap

40

Facturas y documentos a los que accedió Página Siete evidencian un sobreprecio de 1.166.950 bolivianos en 13 adquisiciones de ropa laboral, artículos y maquinaria que realizó el Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap) en 2018 y 2019. La dirección legal de una de las empresas adjudicadas corresponde a una construcción vacía.

Las empresas que vendieron los productos a Sernap son Artika-textil, Chambion, las distribuidoras de llantas y cámaras Keila y Claudia; Fabrical S.R.L.; Promisa y Crown.
La ropa que adquirió Sernap es para los trabajadores.

Artika-textil

El Sernap adjudicó cuatro contratos a la empresa Artika-textil. El total pagado, según cuatro facturas, es de 374.870 bolivianos.

La primera factura, del 20 de junio del 2018, detalla que se vendió 410 conjuntos de ropa de trabajo. Cada juego estaba compuesto de una polera, una camisa manga larga, un pantalón normal, un chaleco multibolsillo y una gorra con sobrecuello. Todo costó un total de 248.050 bolivianos.

La segunda factura, del 28 de junio del 2018, es por la compra de “chamarras institucionales”. Le vendió 90 unidades, cada una a 300 bolivianos, que hacen un total de 27.000 bolivianos.

La tercera es de la misma fecha. Sernap compró de Artika-textil 161 “Parcas de trabajo”, cada una a 310 bolivianos . El total de esa factura es 49.910 bolivianos.

Nuevamente el 28 de junio se hizo la cuarta venta a Sernap: 161 “overoles térmicos”. Cada uno costó 310 bolivianos, el total fue 49.910 bolivianos.

Para comparar los precios mencionados se tiene una proforma emitida por la empresa Fimoa, Diseño & Confección de ropa industrial del 21 de marzo de 2019. En ella una polera polo manga corta cuesta 100 bolivianos; una camisa cuesta 135; un pantalón con cintas infractivas, 135; un chaleco multibolsillo, 150; una gorra con un bordado, 25 bolivianos.

Con estos precios, la compra de la primera factura, por 410 conjuntos de ropa, debía haber costado 224.350 bolivianos.

Para la segunda compra, de 90 chamarras institucionales, también hay una diferencia, ya que Fimoa vendería 90 chamarras a 15.300 bolivianos. Respecto a la tercera compra de 161 parcas, Fimoa cotizó una unidad de esas prendas de ropa, con forro y bordado, a 250 bolivianos.
Llantas Bridgestone fueron las requeridas por la entidad.

Finalmente, la cuarta factura es por 61 overoles térmicos o panocas. Según la cotización de Fimoa, ese stock hubiese costado 44.275 bolivianos. La diferencia en los precios consultados en el mercado y los pagados por el Sernap evidencia un sobreprecio de 51.595 bolivianos.

Keila y Claudia

Estas dos empresas son distribuidoras de llantas y cámaras. El 29 de junio del 2018, Sernap hizo la misma compra en ambas y por el mismo precio: cinco llantas Bridgestone, cada una a 2.000 bolivianos. Es decir que cada compra costó 10.000 bolivianos.

Según cotizó Socoser S.R.L, cada llanta cuesta 951 bolivianos. Por cinco unidades sería 4.755 bolivianos.

Chambion

La empresa de artículos de ferretería hizo ventas al Sernap en tres ocasiones. La primera factura suma un total de 48.625 bolivianos por 25 juegos de cascos de protección, aleros para cascos, máscara de respiración, guantes, lentes de protección, overoles; 300 ponchillos y 300 sombreros.

En la misma fecha, Chambion vendió 25 matafuegos de hule por un total de 6.375 y 25 azodanes metálicos por 7.000 bolivianos.

En comparación, la distribuidora “Illimani” Mikaela ofrece los mismos productos a menor precio. Por la primera compra se hubiese pagado 30.235 bolivianos; por la segunda 1.000 y por la tercera 1.250 bolivianos.
Construcción en la avenida Jorge Carrasco N° 88.
Foto: Marco Aguilar/ Página Siete

Chambion no está en su dirección legal

Al visitar la dirección legal de la empresa Chambion Corporación, que realizó tres ventas al Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap) y se benefició con 62.000 bolivianos, no se la encuentra ahí.

Según la factura, Champion se dedica a la “venta al por menor de artículos de ferretería, pintura y productos de vidrios y alquiler de bienes raíces propios”.

Su dirección debería ser en la avenida Jorge Carrasco N° 88, de la zona 12 de Octubre de la ciudad de El Alto.

Página Siete visitó tal lugar y sólo encontró una casa de ladrillos, en construcción, vacía. Se consultó con los vecinos y no conocen la distribuidora.

El dueño del inmueble posee una tienda a una cuadra de la dirección, se llama SAM- CAR. En su puerta, entre otras muchas marcas de artículos para autos, también dice Chambion. La tienda estaba cerrada.

Una volqueta, un camión y una retroexcavadora

Mediante una licitación pública, el Servicio Nacional de Áreas Protegidas solicitó cuatro maquinarias para el mejoramiento y mantenimiento de vías turísticas y atención de emergencias de la Reserva Nacional de Fauna Andina Eduardo Avaroa (REA). En 2019 se adquirió una volqueta, una retroexcavadora y un camión cisterna con precio superior al que se encuentra en el mercado

Según el formulario 500 del Sistema de Contrataciones Estatales (Sicoes), los precios que pagó Sernap por la maquinaria son por una volqueta 1.287.520 bolivianos; una retroexcavadora, 1.118.240, y un camión cisterna a 900.765 bolivianos. No se tiene información de venta del cuarto equipo requerido.

Estos precios son superiores a los que ofrecen las mismas empresas a otros clientes. Así lo revela las cotizaciones solicitadas.

Según una proforma solicitada a la misma empresa Crown, una volqueta de marca Hino, modelo FM2, tiene un precio de 798.499 bolivianos. Ese precio es 489.120 menos que el pagado por Sernap a Crown.

Una retroexcavadora marca New Hollard, modelo B11OB, según una cotización de Promisa S.A tiene un precio de 829.100 bolivianos. Sin embargo, lo que pagó Sernap a la misma empresa por el mismo producto es 292.140 bolivianos más.

También de la empresa Crown, Sernap compró un camión cisterna, marca Hino, modelo GH1, serie 500 de procedencia japonesa por 1.118.240 bolivianos. Pero el precio que se cotizó por ese mismo equipo en otra fecha y para otro cliente es de 698.570 bolivianos, 292.140 bolivianos menos que el pagado.

El jefe de protección de REA, Irineo Bernal, confirmó que se realizó la compra de los tres equipos para restaurar los caminos. Aún no están funcionando allí, porque faltan algunos trámites.

La reserva beneficiada con la maquinaria se encuentra en la Cordillera de los Andes, al sur occidental de Bolivia. Es el área protegida más visitada del país, con 40.000 visitantes al año.

Si bien las solicitud y características de la volqueta, la retroexcavadora y el camión cisterna se cumplieron, el precio pagado fue mayor al cotizado por las mismas empresas.

Los documento de adquisición y conformidad tiene las firmas de cinco funcionarios de la (REA). Los costos en Sicoes coinciden con las facturas emitidas al Sernap.

Página Siete intentó varias veces contactarse con el director del Sernap, Abel Mamani, para aclarar el porqué de las diferencias . Él no respondió a las llamadas, ni a los mensajes.
Una volqueta de marca Hino, modelo FM2.
Foto: Archivo / Página Siete

Un par de botas a 400 bolivianos

Una factura emitida por la empresa Fabrical S.R.L para el Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap), con fecha 27 de junio de 2018, evidencia una venta de 410 pares de botas de trabajo a 400 bolivianos cada una. El total es 164 mil bolivianos

Sin embargo, según una proforma de la misma empresa del 21 de marzo del 2019 el precio por un par de botas es 179 bolivianos. 410 pares de botas sería 73.390.

En el Sistema de Contrataciones Estatales (Sicoes), el formulario 500 de recepción de bienes y servicios revela que el Sernap pagó el 164 mil bolivianos

Además, en el Sicoes existe un informe de conformidad por otra compra de botas de trabajo, en la que también el par le costó 400 bolivianos. En esa ocasión Sernap habría pagado 58.000 bolivianos por 145 pares. La factura por esa compra no se encontró, pero el provedor es Fabrical S.R.L.

Pagina Siete