Exministros salen en defensa de Evo, reiteran hubo intentos de “terrorismo separatista” y dicen la CIDH solo dio “recomendaciones”

A través de un pronunciamiento público, más de 40 exministros y exministras de Evo Morales salieron en defensa del expresidente ante intentos de acusarlo por supuestamente ordenar la ejecución extrajudicial y torturar a cinco miembros de un supuesto grupo armado.

“Las exministras y exministros de Estado que tuvimos el honor de participar en el gobierno del preside Morales ratificamos nuestro respaldo a las decisiones que se tomaron en bien de la unidad de la Patria y de nuestro pueblo”, dice parte del documento.

Los excolaboradores del actual líder del MAS, en ese sentido, relatan los hechos y antecedentes que demostrarían que en Bolivia hubo intentos de “terrorismo separatista” en el país el 2008.

Por ejemplo, mencionan que una de las pruebas irrefutables de las acciones separatistas es la entrevista que el periodista Andras Kepes le hizo el 8 de septiembre de 2008 al “líder” de la operación, Eduardo Rósza, antes del ingreso de éste a Bolivia.

“Si no hay autonomía, si no hay convivencia con autonomía, proclamamos la independencia y fundaremos un país nuevo”, dice Rósza, según cita el documento.

Los exministros, en esa línea, advierten que los intentos de “secesión” continúan hoy en día y quienes alentaron el plan separatista, incluso, llegaron al poder durante la gestión de Jeanine Añez, y mencionan directamente a quien fuere ministro de Gobierno, Arturo Murillo, a quien acusan de archivar el caso y dejar en libertad a los “responsables del separatismo”.

“Precisamente, esos mismos pretenden hoy acusar a Evo Morales, primer Presidente indígena anticolonial y antiimperialista , que defendió nuestro suelo sagrado y la integridad de nuestro territorio contra el grupo de mercenarios extranjeros. Evo Morales tuvo la valentía de frenar el separatismo, recuperar la patria, mantener su integridad y fortalecer la democracia para los bolivianos y bolivianas cumpliendo una obligación moral, legal y constitucional que debe honar toda máxima autoridad del Estado”, señala el texto.

Finalmente y sobre el informe de la CIDH respecto al ‘caso Terrirosimo’ señalan que éste no dicta sentencias ni fallos sino que da “recomendaciones” al Estado boliviano.

El 16 de abril de 2009, la Unidad Táctica de Resolución de Crisis (UTARC) intervino el hotel Las Américas, en Santa Cruz, donde se presumía que se hospedaba una célula terrorista liderada por Rósza.

El saldo de la operación policial fue tres muertos: Rósza, Arpad Magyarosi y Michael Dwyer.

La intervención “develó la magnitud de las operaciones y el involucramiento no solo de personajes sino de instituciones en este plan de alta traición a la patria”, añaden los ministros al respecto.

El fin de semana, un medio de comunicación nacional revelara que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) determinó que en 2009, durante el gobierno de Evo Morales en Bolivia, las fuerzas del Estado ejecutaron extrajudicialmente y torturaron a cinco miembros de un supuesto grupo armado.

Según el informe al que tuvo acceso El Deber, la CIDH afirma que para evitar un juicio internacional, Bolivia debe juzgar a los responsables dentro del territorio boliviano.

No obstante, desde el Gobiernos e aclaró que el informe de la CIDH está bajo reserva por lo que no puede emitir ningún criterio al respecto, aunque la Procuraduría ya aclaró que no es vinculante.
OxigenoBo

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más