Tras 19 años de lucha, las trabajadoras del hogar logran su afiliación a la Caja de Salud

Juana Durán, secretaria de Prensa y Propaganda de la Federación Nacional de Trabajadoras del Hogar de Bolivia (Fenatrahob), expresó este martes su júbilo tras la promulgación del Decreto Supremo que da paso a la afiliación de los y las trabajadoras del hogar a la Caja Nacional de Salud (CNS).

Para llegar a esta promulgación, las trabajadoras llevaron adelante una larga lucha de casi dos décadas en demanda de su derecho a la salud mediante un seguro.

“Han pasado casi 19 años para lograr este deseo que teníamos”, dijo Durán a ANF.

El presidente Luis Arce promulgó este martes un Decreto Supremo que permitirá la afiliación de las trabajadoras del hogar a la Caja Nacional de Salud (CNS).

Arce dijo que esta norma supone un acto de «justicia» para con las asalariadas, que llevan años peleando para que se materialice este derecho.

Durán recordó todos los altibajos que tuvieron que pasar en los años que se extendió el proceso para que accedan a un seguro de salud. Falta de voluntad política de los gobiernos de turno, de la Central Obrera Boliviana y de la propia Federación de Trabajadoras del Hogar, que, en determinados momentos, por el desánimo, suspendía el trámite.

“Tantos años hemos luchado; en agosto de 2018 nos han devuelto el proyecto cuando estaba Evo Morales, y ese año las compañeras lo han dejado, nosotras hemos entrado el 2020 (como nueva directiva) y ahí hemos vuelto otra vez a hacer seguimiento del proyecto de salud, y hemos logrado que se promulgue este decreto, yendo todos los días a la Caja de Salud, no hemos dejado que nos gane el cansancio”, señaló.

La Defensoría del Pueblo saludó la promulgación del decreto, decisión que “dignifica una lucha de más de 18 años emprendida por este sector” y da cumplimiento a una disposición de la Ley N° 2450 de Regulación del Trabajo Asalariado del Hogar, de 09 de abril de 2013.

La norma dispuso en su artículo 24 la reglamentación del trámite concerniente a la afiliación en la Caja Nacional de Seguro Social a través de un Decreto Supremo que determine la regulación respectiva, cuyo tratamiento y aprobación se fue postergando durante varias gestiones de Gobierno.

La Defensoría del Pueblo considera un avance significativo para esta población brindar el acceso a un seguro de salud que pueda efectivizar la atención sanitaria pertinente a este grupo vulnerable; más aún cuando enfrentamos la pandemia de la Covid-19.

Las trabajadoras y trabajadores de hogar en el país son pasibles a despidos intempestivos, falta de pago de salarios, aguinaldos y otros beneficios sociales; frente a ello demandan el respeto a la legislación laboral vigente y el cumplimiento de sus derechos laborales reconocidos por la Ley General del Trabajo y su Decreto Reglamentario, por el Código de Seguridad Social y disposiciones conexas.
Fuente: ANF

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más