Franclin Gutiérrez presentó denuncia por irregularidades en su proceso

1

A un año de la detención del dirigente cocalero Franclin Gutiérrez, su defensa legal presentó ayer una carta a la Asamblea Legislativa y otras instituciones, para denunciar varias irregularidades y contradicciones halladas a lo largo de la investigación por el crimen del teniente Daynor Sandoval, caso por el que guarda detención preventiva en el penal de San Pedro, sin indicios o pruebas contundentes.

La carta dirigida a los presidentes del Senado, Diputados, Defensoría del Pueblo, Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (Apdhb) y otras instituciones vivas nacionales, detalla la vulneración de derechos e irregularidades en las investigaciones del Ministerio Público.

La defensa legal de Gutiérrez, Ever Vera, manifestó que una de las irregularidades es que Sandoval debería ejecutar un operativo y no trabajos de erradicación de coca ilegal.

Otra irregularidad que observa el jurista es el levantamiento del cadáver del teniente, capitán en asenso póstumo, Daynor Sandoval. “La defensa no entiende por qué ha sido objeto de traslado desde este lugar hasta la morgue del Hospital de Clínicas de La Paz, porque el levantamiento del cadáver debería haberse realizado en el centro médico de Palos Blancos”, advirtió.

PRESO POLÍTICO

El exdefensor del Pueblo e integrante del Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade), Rolando Villena, aseguró que la detención de Gutiérrez vulnera el derecho a la asociación y es sujeto de persecución, lo que significa un desconocimiento a los derechos sindicales.

“Reiteramos que él es un preso político, de manera tal que vamos a continuar hasta lograr su libertad”, dijo.

DEFENSA EN LIBERTAD

Por otro lado, la esposa del líder cocalero, Cristina Cuña, aseguró que la situación por la que pasa su familia es desesperante, peor aún desde que murió su hijo menor, en noviembre del año pasado.

“Estamos indignados porque le acusan a mi esposo de algo que no ha hecho, nada le pueden comprobar. Da una impotencia, cada vez retrasan la situación, por mis hijos pido al Ministerio Público que mi esposo se defienda en libertad. Nosotros somos del campo, no sabemos vivir en otro lado, por eso no existe riesgo de fuga”, lamentó.

A tiempo de asegurar que su esposo es inocente, agradeció a los cocaleros de su sector por el apoyo tanto económico, como con trabajo en sus cocales.

“Mi familia está muy agradecida con los compañeros porque siempre nos han apoyado económica y moralmente. Le visitan a mi esposo en la cárcel y eso también lo fortalece, porque si no otra fuera su situación. Los jóvenes me ayudan también con el manejo de mis cocales porque como mujer no puedo dedicarme a eso”, puntualizó.

El Diario.