Motín en 4 penales de Cochabamba por atención Covid

8

Pruebas rápidas para detectar la Covid-19, atención médica, medicamentos, dotación de alimentos y ser beneficiados con la amnistía e indulto, son las exigencias de los reos de cuatro centros carcelarios de Cochabamba que ayer se amotinaron gradualmente.

Autoridades del Gobierno no se pronunciaron sobre el tema. Los internos de los penales de San Sebastián varones, San Sebastián mujeres, San Pedro de Sacaba y San Pablo de Quillacollo son los que se amotinaron ayer.

Los privados de libertad expresaron su molestia por el número de fallecidos que se registraron en esos penales y por el abandono de las autoridades para enfrentar el virus.

“Pedimos médicos permanentes”, decía uno de los carteles colocados en la pared de la cárcel de San Sebastián varones que protagonizó ayer su tercer amotinamiento hasta la fecha, desde que comenzó la pandemia.

Asimismo, un grupo de privados de libertad lanzó un ataúd negro de cartón como símbolo por las ocho muertes que se registraron en las cárceles de ese departamento.

De la misma, forma el centro penitenciario de San Sebastián Mujeres se amotinó. “Brigadas médicas, audiencias virtuales, atención de régimen penitenciario”, estaba escrito en un cartel improvisado.

“Queremos atención de las autoridades ¿por qué nos abandonan?”, protestó una mujer a los medios locales.

En las cárceles de San Pedro de Sacaba y San Pablo de Quillacollo también protagonizaron una protesta, subieron a los techos con la bandera boliviana. “Todos los internos están delicados, no tienen medicamentos, no nos dejan pasar alimentos. También hay personas mayores que están delicadas”, manifestó un preso de San Pablo de Quillacollo.

“Que trabajen los juzgados”, señaló otro reo porque desde el inicio de la pandemia las actividades de los jueces se suspendieron porque algunos dieron positivo a la Covid-19.

La cárcel de San Pablo de Quillacollo hasta la fecha registró tres fallecidos, la de San Sebastián varones tres, la de San Antonio uno y en San Pedro de Sacaba uno.

Este medio llamó a la unidad de comunicación de Régimen Penitenciario. Se informó que devolverían la llamada, pero hasta el cierre de edición no hubo respuesta a la solicitud.

El delegado de la Defensoría del Pueblo en Cochabamba Nelson Cox informó que el fallecimiento de los ocho reos sería por Covid-19 porque todos tenían los síntomas y que no existen las medidas sanitarias necesarias para evitar la propagación del virus dentro de los penales.

“De los reos que fallecieron hace más de tres semanas, aún no se tienen los resultados”, dijo.

Pagina Siete.