Ponchos Rojos agreden e intentan chicotear a Rafael Quispe

4

Un grupo de Ponchos Rojos , de la provincia Omasuyos de La Paz, intentaron chicotear ayer al diputado opositor Rafael Quispe. Después del incidente, el legislador anunció que hoy se trasladará al municipio de Achacachi para desafiar a los dirigentes.

El hecho ocurrió durante la mañana de ayer, cuando el grupo de Ponchos Rojos llegó hasta la plaza Murillo, para pedir que se nombre a un alcalde titular, y no interino, en Achacachi.

No obstante, ante la presencia del diputado Quispe, los dirigentes se acercaron al legislador para arremeter en su contra. Uno de ellos, con un chicote, amenazó con darle azotes, según se vislumbra en un video que circuló en las redes sociales.

“¡Ven, apura pues!, ¡qué sabes de chicote!, ¡Apúrate!”, afirmó agresivamente quien se identificó como Freddy Huanca, uno de los Ponchos Rojos que ayer arribaron a La Paz.

Ante la arremetida, el diputado Wilson Santamaría y el senador Yerko Núñez protegieron a Quispe, mientras Huanca les indicaba “levántense”. “Siempre criticas a los Ponchos Rojos. Campesino apúrate”, dijo otro de los dirigentes.

Después del hecho, el diputado Quispe anunció que esta jornada irá a la localidad de Achacachi para enfrentar a los dirigentes que ayer le “provocaron”.

“Yo entiendo al chicote como una justicia comunitaria. Si quieren hacer esa justicia, que me chicoteen, pero eso no puede ser en La Paz, tiene que ser en Achacachi. Por eso, mañana (hoy) iré y estaré a las 14:00 horas”, afirmó Quispe.

Las reacciones

Los legisladores de la oposición y del oficialismo criticaron la arremetida contra Quispe. El diputado Santamaría sostuvo que el grupo de dirigentes abiertamente dijo que “eran del proceso de cambio”.

“No encontrarán respuesta en nosotros, no vamos a caer en su estrategia de provocación que pretenden amedrentarnos ante el trabajo de fiscalización que realizamos”, expresó el legislador.

La diputada Concepción Ortiz, del Movimiento Al Socialismo, rechazó la “agresión entre hermanos bolivianos”. La asambleísta expresó que tanto los legisladores como los campesinos deben respetarse.

“Tiene que haber respeto de los diputados hacia nuestras organizaciones sociales y los dirigentes también deben respetar a nuestros colegas diputados. No comparto que haya violencia entre nosotros. Somos servidores de la patria”, manifestó Ortiz.

La alianza Bolivia Dice No “rechazó” los actos de “intolerancia” contra los diputados Quispe y Santamaría, de acuerdo con un comunicado que emitió esa organización política.

“La alianza Bolivia Dice No rechaza categóricamente las amenazas y las agresiones verbales que sufrieron nuestros diputados nacionales en La Paz, provocadas por un grupo de partidarios del oficialismo”, se lee en el pronunciamiento.

pagina Siete.