Población protesta por trameajes de minibuses

18

Los reclamos constantes de la población son los trameajes del transporte público y terminales improvisadas, denuncian que a partir de las 17.00 horas se enfrenta el incremento de pasajes y el incumplimiento de rutas hacia diversas zonas alteñas.

De acuerdo con el informe municipal, el 70 % del transporte público de El Alto supuestamente realiza servicio a las diferentes urbanizaciones hasta el casco central o Ceja y solo el 30 % corresponde al transporte interprovincial, donde ninguna de estas líneas respeta su servicio de parada a parada y las instancias de control como Municipio y Gobernación abandonaron su tarea de control y sanción.

Si bien, la demanda de transporte para la población continúa siendo uno de los mayores problemas que se enfrenta diariamente y sobre todo en horarios pico (horas de trabajo y estudio), aún la ausencia de una política pública que permita un mejor desempeño de este tipo de servicio, no fue resuelta.

De los 14 distritos municipales en esta urbe, el 90 % del transporte desemboca en la Ceja, donde más de cinco terminales improvisadas han generado no solo la obstrucción de varios carriles en la misma avenida Juan Pablo II y 6 de Marzo, donde los sindicatos una vez que llegan a la Ceja deben aguardar más de cuatro horas antes de salir nuevamente a realizar su recorrido de la ruta que les toca y hasta donde ellos vean por conveniente.

Ninguno de los sindicatos de transporte público, sobre todo de minibuses, llega a su parada y menos cumplen las rutas interciudad, ante la ausencia de control que debió efectuar la Gobernación departamental a cargo de Felix Patzi desde la pasada gestión.

“Los transportistas que más hacen trameados, son los de la ciudad de El Alto, ellos realizan recorridos de la Pérez a la Ceja de El Alto y viceversa, aunque en sus letreros muestren que su parada es en una de las villas en la ciudad de La Paz o que deben llegar hasta Electropaz o Satélite, simplemente realizan la ruta más corta por la que cobran Bs 2,50”, denunció una de las pasajeras que recorre a diario dicha ruta.

Tanto en la ciudad de La Paz, como en El Alto fueron las juntas vecinales quienes se enfrentaron a los sindicatos y expulsaron en algunos casos aquellos que incumplían sus rutas, pero en la actualidad todo los recorridos son trameados, sobre todo desde las 17:30 horas.

“Los minibuseros son de lo peor, no solo tramean, sino tenemos que tener cuidados por los cogoteros que están en ese tipo de servicio, nos botan donde a ellos les da la gana, cobran por tramos desde Bs 1,50, Bs 2 y desde las 21.00 llega a Bs 2,50 en las noches, es el colmo y nadie les controla”, explica Juan Limachi uno de los pasajeros de tramo Río Seco – Ceja.

Los transeúntes en algunos casos prefieren realizar algunos recorridos a pie ante las diferentes trancaderas que se generan por ingresar a sus denominadas “paradas momentáneas”, como se mantiene en la avenida 6 de Marzo.

“Es difícil discutir con los choferes, son malcriados, si usted le dice que ocupe el otro carril que se adelante y no se meta a la trancadera es peor, le contestan de que no van a realizar su recorrido solo con un pasajero y se estacionan siete cuadras antes de llegar a la Ceja”, observó Leonardo Machaca uno de los pasajeros.

El parque automotor de La Paz llega a 30.000 y de El Alto estaría por los 35.000 motorizados, de los cuales 47 sindicatos prestan servicio en la urbe paceña y 50 en El Alto, pese al crecimiento de este servicio privado, la población continúa observando el trameaje, las trancaderas por terminales interprovinciales y mal servicio con costos diferenciados, continúan siendo el mayor problema en perjuicio de la población.

El Diario.