Piden cárcel para biocida que admite sus delitos por RRSS

5

El mensaje oportunista y mal intencionado de un individuo identificado como Adolfo Cerrudo Dávila, quien confesó que envenena a palomas y perros en la plaza Villarroel, generó críticas en las redes sociales. Los activistas proanimales pidieron dar cumplimiento a la Ley 700 de Defensa de los Animales, que establece sanciones para estos pronunciamientos y cárcel para los biocidas.

La presidenta de la Asociación Amor Por Los Animales (Aplab), Ana Serrano, señaló que los anuncios son de mucho cuidado y un atentado no sólo para la vida de los animales, sino también para la seguridad de las personas. “Lamentablemente existe todo tipo de personas en nuestra sociedad”, dijo.

Llamó a vecinos a tener cuidado con esta clase de anuncios realizados por delincuentes cuya moral e integridad están en duda. “Muchas de estas personas ya tienen antecedentes en la Felcc, por sus acciones agresivas y hasta criminales en contra de los animales”, dijo.

Adolfo Cerrudo Dávila, que finge un acento extranjero (argentino), fue encontrado envenenando a varios animales y perros en la plaza Villarroel, y de acuerdo con las redes sociales en las últimas horas fue descubierto envenenando con croquetas y carne molida a Jukito, la mascota de una familia de la zona de Miraflores, quien lamentablemente murió en el lugar.

En este sentido, la defensora de animales pidió dar cumplimiento a la Ley 700 de Defensa de los Animales y la Ley Municipal 23316, que establece sanciones para este tipo de hechos.

En su opinión, toda persona que cometa el delito de biocidio debe ser sancionada con la Ley 700 de Defensa de los Animales que sanciona la matanza de animales con más de tres años de privación de libertad.

Recordó que hasta el momento existen innumerables casos que quedaron en el Ministerio Público sin ningún tipo de avance, por lo que es necesario hacer seguimiento a estas denuncias, para que lleguen a una decisión que sancione a los responsables de estos delitos.

Informó que por mes, al menos, se presentan cinco casos de maltrato animal y biocidio, sin embargo, quienes incurrieron en el delito aún no reciben las sanciones que corresponden.

Pidió a los vecinos denunciar el maltrato animal, lamentó que muchas veces los casos no se llegan a conocer, por temor a represalias y en su mayoría las denuncias que se realizan quedan en medio camino.

El Diario.