FmBolivia
Radio FmBolivia

Concluye el Congreso de la U con líderes ligados a Max y sin cambios estructurales

25

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

El XIII Congreso de la Universidad Boliviana concluyó ayer sin cambios estructurales y sin resolver temas esperados, como el tiempo de permanencia en la “U”, según docentes. Advirtieron que sólo se dio prioridad a la elección del nuevo comité ejecutivo y denunciaron que sus nuevos líderes están vinculados a la corriente de Max Mendoza, el exdirigente que está detenido de forma preventiva en la cárcel por dos delitos.

“Las conclusiones específicas fueron elaboradas en las comisiones, pero en mi criterio, todavía faltan determinar criterios que permitan cambios estructurales en la universidad como hubiéramos querido”, aseguró ayer el rector de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), Óscar Heredia.

Este congreso comenzó en 2018 y fue suspendido luego de la muerte del estudiante Jonathan Condori, de la UPEA, a quien le dispararon una canica. Ese lapso fue aprovechado por Max Mendoza para mantener su cargo en el Comité Ejecutivo de la Universidad Boliviana (CEUB) pese a ser estudiante y no cumplir todos los requisitos.

“Este congreso fue la continuación de uno que se instaló hace cuatro años donde se produjo una crisis por mal manejo y mala administración, una vulneración de la norma que fue denunciada por la UMSA”, agregó el rector.

Heredia lamentó que “los politiqueros” y gente que manejó esta universidad por mucho tiempo confabuló contra los líderes emergentes (causando) una desestabilización institucional. “Hay críticas reales en cuanto al uso de los recursos que fueron vulnerados. Es una crisis profunda que, en mi criterio, avanzó”.

Guido Zambrana, delegado docente al congreso, declaró que “desgraciadamente” no hubo ningún cambio. “Fue uno más de los congresos que estuvimos acostumbrados a hacer antes, incluso, de menor calidad”, indicó a Fides.

El docente explicó que se redujo a un día y medio el trabajo de las comisiones, no hubo plenarias previas y los temas no tuvieron el debate necesario. “Esos resultados no han sido debatidos con mayor profundidad como debería ser. Se precipitaron las acciones porque, desde un inicio, sólo querían ocupar al Comité Ejecutivo. Es decir, designar a los secretarios del CEUB de la Universidad Boliviana”, precisó.

Añadió que para “lo único que se movían era para hacer amarres y conformar las planchas”. “Hubo menciones de cambio, transformación y quitar la corrupción. Pero, en las comisiones visibilizaron enormes deficiencias del sistema universitario. Por ejemplo, ni siquiera se trató el problema de permanencia porque las fuerzas importantes impidieron el abordaje de ese tema”, declaró. Observó que en la plenaria del encuentro no se haya tocado el tema de fondo: la crisis del sistema universitario. “Desde el inicio hubo una serie de anormalidades y la última es que abruptamente nos han comunicado, en el momento en que las comisiones estábamos trabajando, que el jueves a las 14:00 se elegirá al Comité Ejecutivo Universitario y se cerraría el congreso”, sostuvo.

Zambrana advirtió -además- que la “corriente de Mendoza” se quedó en el CEUB. Un día antes, el ahora presidente de la Confederación Universitaria de Docentes (CUD), Carlos Salinas, denunció que Max Mendoza maneja grupos de docentes y estudiantes para mantener el poder en el CEUB. “Hay un frente en el que está operando Max Mendoza desde la cárcel. Él articula un frente encabezado por un docente de Llallagua”, dijo.

Justamente, ayer en la mañana, se conoció que el CEUB eligió a Freddy Mendoza -docente de la Universidad de Siglo XX de Llallagua- como su secretario ejecutivo, pero su llegada desató cuestionamientos y denuncias sobre su vínculo con el bloque que durante varios años respaldó a Max Mendoza.

Otros docentes -que prefirieron guardar su identidad- denunciaron que el nuevo dirigente es del bloque que permitió la permanencia de Max Mendoza al frente del CEUB.

Pese a las denuncias, el nuevo dirigente, Freddy Mendoza, anunció una auditoría a la gestión de su antecesor y el motivo por el cual cobró más de 21.000 bolivianos mensuales por cuatro años. “Nuestro trabajo es arduo referido a la defensa de la autonomía universitaria y los problemas que han existido con el estudiante Max Mendoza. Estamos pensando en una auditoría para establecer qué sucedió a partir de 2018 para adelante. Necesitamos saber por qué este universitario ha cobrado salarios”, dijo.

Días antes, Wálter Junior Nakashima reemplazó a Max Mendoza en el mando de la Confederación Universitaria Boliviana (CUB). Según universitarios, él también forma parte de la rosca del exdirigente.

Docente asegura que la expulsión de Mendoza es discursiva

El delegado titular de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) al XIII Congreso Universitario, Guido Zambrana, aclaró que Max Mendoza no fue expulsado como afirmó un grupo de rectores el jueves. Explicó que para ejecutar esa medida se necesita realizar un proceso que todavía no comenzó.

“Se confundió a partir de una conferencia de un grupo de rectores. Lo cierto es que el congreso no tomó en esa dirección. Lo que se planteó es que se debe hacer auditorías y otras medidas. No tenían competencia para expulsar”, dijo el docente.

El jueves, un grupo de rectores de las 14 casas de estudios superiores del sistema universitario indicaron haber expulsado al exdirigente Max Mendoza, al exrector Juan Roberto Bohórquez y al docente Rodrigo Rodríguez. Los dos últimos por avalar al exrepresentante estudiantil y formar parte de la red que él dirigía.

“Ése fue un comentario que hicieron los rectores y fueron observados al interior del congreso. No tienen competencia para hacer eso. En la universidad hay una serie de acciones legales o administrativas. No hay una expulsión directa”, explicó Zambrana.

Aclaró que el exdirigente, el exrector y el exdocente deben entrar a un proceso interno.

Indicó que se hizo la solicitud para este fin, pero no se tiene claro dónde y cuándo se desarrollará este proceso para oficializar la expulsión.

Citación fiscal

Medida El fiscal del caso, Eddy Flores, informó que Juan Roberto Bohórquez, exrector de la Universidad Autónoma Tomás Frías de Potosí; y Rodrigo Rodríguez, exejecutivo de la Confederación Universitaria de Docentes (CUD), fueron citados para declarar este lunes, a las 10:00 en calidad de sindicados. Ambos -junto con Mendoza- fueron miembros del anterior presídium de 2018 y avalaron la elección de Mendoza y su pago de salarios.

Decaración “El Ministerio Público -dijo el Fiscal- realiza todos los actos investigativos. Ya se tiene prevista la declaración informativa de ambos para el lunes. Según eso (la declaración que vayan a emitir este lunes) se va a definir la situación jurídica de las personas”, dijo.

Fuente: Pagina Siete

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas