UTIs de Santa Cruz y Beni están llenas, hay 91 camas para coronavirus en Bolivia

21

“El pasado fin de semana, una joven que dio positivo al coronavirus requería de terapia intensiva. En Montero la sala estaba llena, la paciente fue derivada a Santa Cruz, pero en esa ciudad las camas también estaban llenas. Ella fue devuelta a Montero, pero no resistió y murió”, contó el presidente de Control Social de ese municipio cruceño, Enrique Zeballos.

La situación es cada día peor para los enfermos con Covid-19 críticos en Montero. Su Unidad de Terapia Intensiva (UTI) fue cerrada porque el personal se aisló por sospecha de tener el virus. “No tenemos camas para los enfermos y la gente se nos muere”, dijo Zeballos.

El secretario de Salud de la Gobernación de Santa Cruz, Óscar Urenda, aseguró a Página Siete que la situación de UTIs es complicada, no sólo en este municipio sino en todo el departamento, ya que “las 37 camas destinadas a la atención de enfermos con Covid-19 están colapsadas”. Anunció la implementación de otras en los siguientes días.

En similar situación se encuentra el Hospital Germán Busch del departamento de Beni. “Lamentablemente las siete camas de terapia intensiva están llenas al igual que las tres camas de terapia intermedia”, dijo el exdirector del Hospital Germán Busch, Marco Rojas. Indicó que este nosocomio fue habilitado sólo para pacientes con coronavirus.

Según un médico de la unidad de emergencias que prefirió guardar su nombre en reserva, la situación de la UTI “es complicada” porque cada día hay pacientes críticos y el personal no sabe dónde internarlos. “Es crudo decir, pero cuando un paciente fallece, inmediatamente se analiza cuál de los pacientes que espera esa cama tiene más posibilidades de vivir”, dijo entre lágrimas.

Para Beni, el Gobierno habilitará otras 11 unidades completas de terapia intensiva. Los equipos fueron entregados y se habilitarán durante estos días.

El presidente de la Sociedad Boliviana de Medicina Crítica y Terapia Intensiva (Sbmcti), Adrián Ávila, aclaró que no todos los pacientes que se contagien de coronavirus necesitarán una cama de terapia intensiva, ya que el 80% de las personas pasarán como una gripe la enfermedad, un 15% requerirá internación para un manejo con oxigenoterapia y un 5% sí entrará a la UTI. El especialista explicó que “efectivamente hay déficit de camas, especialistas e infraestructura”.

En los nueve departamentos del país hay 91 camas de terapia intensiva destinadas especialmente para pacientes críticos de coronavirus en el sistema público, de acuerdo con una investigación y un registro elaborado por Página Siete.

De las 91 camas, 62 (67%) están ocupadas. Esta situación ocurre pese a que no se llegó al pico más alto de la pandemia en Bolivia, según los especialistas.

El presidente del Comité Científico de la Sbmcti, Patricio Gutiérrez, explicó a Página Siete que en el sistema público de La Paz hay 10 camas de terapia intensiva, cuatro en el Hospital del Norte y seis en el Hospital Municipal de La Portada. Ambos establecimientos de salud fueron destinados para atención de pacientes con Covid-19.

“De las seis camas del hospital de La Portada, cuatro están ocupadas y dos están vacías”, dijo Gutiérrez. En el del Norte dos estaban ocupadas hasta antes de las 18:00 de ayer.

El presidente de la Sbmcti filial Cochabamba, Ramiro Maldonado, explicó que en este departamento hay 10 camas para Covid-19; en el Viedma, cuatro; en el Salomón Kein, tres; y en el del Sur, otras tres. “De las 10 camas funcionales, siete están ocupadas”, sostuvo.

Maldonado dijo que en las próximas horas tienen previsto aumentar respiradores de alta gama con los que se podrá ayudar a más gente infectada con el virus.

La presidenta de la Sbmcti filial Potosí, Erika Ocampo, indicó que en ese departamento “habilitaron tres camas de UTI en el Hospital Daniel Bracamonte, pero esperan a corto plazo que exista un centro exclusivo para estos pacientes”.

En una entrevista con este medio, el presidente de la Sbmcti filial Sucre, Joel Gutiérrez, aseguró que hay seis camas de UTI para pacientes con coronavirus, tres están ocupadas.

El presidente de la Sbmcti filial Oruro, Roberto Zelaya, explicó que en este departamento hay ocho camas de UTI de las cuales dos están llenas y seis están vacías.

En Tarija, Roberto Mérida, expresidente de la Sbmcti, dijo que en el departamento destinaron 10 camas de UTI para Covid-19. “Todas están vacías, en anteriores horas estaba llegando un paciente, pero falleció en el camino”, indicó.

Según Wilson Salazar, expresidente del Colegio Médico de Pando, la situación en este departamento es dramática porque hasta este momento no cuenta con camas de UTI específicamente para Covid-19. “El Gobernador compró cuatro respiradores de alta gama que se acondicionan para estos pacientes”, lamentó.

Todos los profesionales coincidieron que en la mayoría de los departamentos se realizan los esfuerzos por conseguir más camas para pacientes críticos, pero lastimosamente en tres meses no se puede mejorar lo que en más de 14 años no se hizo.

Intensivistas: Los 170 respiradores no son utilizados

La Sociedad Boliviana de Médicos de Terapia Intensiva indicó que los respiradores que el Gobierno entregó hace unos días y compró con sobreprecio no son usados porque falta que sean actualizados, de manera que ahora “sólo ocupan espacio” en los establecimientos de salud.

“Con una brigada de médicos apoyando al personal de salud en Beni, hemos verificado que ninguno de esos equipos (respiradores) se ha utilizado hasta el momento”, explicó el presidente de la Sociedad de Intensivistas de Bolivia, Adrián Ávila.

El especialista apuntó que los equipos “están almacenados” y que ninguno de los integrantes de la sociedad usará los aparatos porque son muy básicos y “no son ventiladores mecánicos, microprocesados, de alta gama y convencionales, los que se usan para el paciente crítico”.

Hace dos semanas, el Gobierno recibió los 170 respiradores enviados desde Barcelona, España; los equipos fueron distribuidos a departamentos como Santa Cruz, Beni, Oruro, Potosí y Chuquisaca.

Debido a que los profesionales denunciaron que esos equipos eran muy básicos y fueron adquiridos con sobreprecio, el Gobierno instruyó una investigación sobre la compra de estos aparatos. En la actualidad hay cinco personas, entre ellas el exministro de Salud, Marcelo Navajas, que son procesados por la justicia por este caso.

Según el presidente de la Sociedad Boliviana de Médicos de Terapia Intensiva filial Santa Cruz, José Luis Prieto, desde que se entregaron los equipos en el Hospital Japonés, “no se están usando, están guardados y sólo ocupan espacio”. Explicó que estos equipos son “muy simples”, por lo que ya en su momento fueron rechazados.

Pagina Siete

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More