Gobierno plantea aumento superior a inflación de 2018

1

El Gobierno, a través del ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce Catacora, planteó a los representantes de la Central Obrera Boliviana (COB) 2,5 por ciento de aumento al básico y congelar el mínimo nacional, cuya propuesta fue rechazada por los trabajadores.

En todo caso se anuncia una reunión con el presidente Evo Morales para tratar el tema, y definir el monto, que será anunciado el 1ero de Mayo, en ocasión de celebrarse el Día de los Trabajadores.

Los trabajadores que asistieron a la reunión con el Ministro de Economía escucharon el argumento de la autoridad, de que hay déficit fiscal. Mostró un panorama poco alentador de los hidrocarburos así como de la minería, y por ello planteó el porcentaje.

Como es de conocimiento público, y en base a los indicadores de crecimiento del Instituto Nacional de Estadística (INE), petróleo crudo y gas natural registro un porcentaje negativo de -7,85 por ciento, mientras que los minerales metálicos y no metálicos registraron apenas 1,87 por ciento.

“La actividad de Petróleo Crudo y Gas Natural presentó un crecimiento negativo de 7,82 % por la disminución de la demanda de gas natural por parte de Argentina y Brasil que afectó negativamente a la producción», argumentó el INE.

Al respecto, el presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Luis Barbery, ya se pronunció sobre el incremento salarial, al indicar que no debería pasar del 2 por ciento, ya que la inflación del 2018 llegó sólo a 1,51 por ciento.

Mientras tanto, el principal dirigente de la COB, Juan Carlos Guarachi, presentó al ministro Arce que un trabajador para vivir requiere más de 2.000 bolivianos, sin embargo no pudo justificar los incrementos que solicitaron de 12 al básico y 10 al mínimo nacional.

Tanto empresarios como economistas coincidieron, por separado, que el aumento salarial debía estar en base a la productividad, debido a que el crecimiento no es uniforme tanto en empresas como en regiones.

EMPRESARIOS

Los empresarios privados de Cochabamba manifestaron su rechazo unánime al incremento salarial, medida lanzada cada año por el Gobierno que no solo afecta al sector empresarial, sino que tiene efectos multiplicadores altamente peligrosos para la economía nacional, decía el presidente de la Federación de Entidades Empresariales Privadas de Cochabamba (FEPC), Javier Bellott, hace dos semanas atrás.

«Las condiciones no son las mismas de hace cinco años, no podemos seguir en la misma lógica. La realidad de Cochabamba es muy diferente a la del resto del país y no podemos hacer incrementos salariales, el segundo aguinaldo ya nos hizo daño y un incremento nos hará mucho más daño. No se puede aplicar en Cochabamba la misma regla que para todos. Es preciso reflexionar, que el sector obrero asuma un compromiso patriótico para salvaguardar las fuentes de empleo y que nos comprometamos entre todos a generar más empleos», enfatizó Bellott.

Llamamos a la reflexión al Gobierno para que (a su vez) reflexione a la COB (Central Obrera Boliviana) para hallar un punto de convergencia y salvaguardar el empleo y la estabilidad económica del país, añadió.

El Diario.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More