Sindicatos se adhieren a proceso penal contra sus dirigentes por peajes

6

Sindicatos de choferes se adhirieron hoy al proceso penal contra dirigentes y exdirigentes de la Federación de Choferes 1 de Mayo por enriquecimiento ilícito de particulares y otros delitos por las irregularidades en las transferencias realizadas por la estatal Vías Bolivia por el cobro de un aporte de Bs 0,20 del peaje a cuentas privadas de los representantes.

El abogado Frank Campero precisó que la acción legal se adhiere a la denuncia presentada, el 15 de febrero, por los diputados opositores Wilson Santamaría y Rafael Quispe en contra de los dirigentes y exdirigentes de los choferes por los delitos de enriquecimiento ilícito de particulares con afectación al Estado, malversación de fondos públicos y otros tipos penales.

El jurista anunció que hoy los sindicatos Eduardo Abaroa, Pedro Domingo Murillo, Virgen de Copacabana y Pioneros Terminal presentaron la demanda que incorpora los delitos de favorecimiento ilícito, legitimación de ganancias ilícitas, contratos lesivos al Estado, incumplimiento de contratos y contribuciones y ventajas ilegítimas.

“Hemos presentado esta denuncia por estos tipos penales porque se ha suscrito un acuerdo con el Estado y se lo ha afectado económicamente, por ello los sindicados deben rendir cuentas”, aseguró el abogado.

La medida fue consolidada como parte de las resoluciones del cabildo de los choferes de base realizado el miércoles en el que participaron choferes de La Paz y El Alto.

En la asamblea también se determinó exigir una auditoría externa de los aportes que hicieron sus miembros en el peaje de la autopista La Paz-El Alto y desconocer a los ejecutivos de la Federación Departamental de Choferes 1 de Mayo, Rubén Sánchez, y de la Federación Andina de Choferes de El Alto, Víctor Tarqui, por suspender y expulsar al sindicato Eduardo Abaroa.

El abogado detalló que la acción legal busca que el Ministerio Público convoque a los dirigentes y exdirigentes de dicha federación que manejaron desde 2008 hasta la fecha los recursos de los aportes en los peajes que debían destinarse a un presunto fondo de salud y ascienden a más de Bs 15 millones.

“Cualquier particular que haga un contrato con el Estado e incumpla está afectando al interés económico del mismo y bajo ese contexto el acuerdo que firmó la federación era para un seguro prosalud y no para una farra o viáticos”, explicó Campero.

En tanto, el chofer de base, Eddy Condori, indicó que sus compañeros piden la renuncia de los dirigentes de la Federación de Choferes 1 de Mayo, caso contrario, indicó que los afiliados tomarán las oficinas del gremio.

El 5 de febrero, el diputado Santamaría denunció que la empresa Vías Bolivia, desde 2009 hasta 2017, ha transferido Bs 11,9 millones por cobro de peaje de la autopista La Paz – El Alto a cuentas particulares de dirigentes de la Federación de Chóferes 1 de mayo para dicho fondo.

Pagina Siete.