Parlamentario advierte sobre riesgo de perder juicio por Silala

18

Ante la cercanía de la fecha establecida por la Corte de La Haya para el inicio de la etapa de alegatos orales en el proceso iniciado por Chile en contra de Bolivia por las aguas del Silala, el asambleísta nacional y analista en temas internacionales, Gustavo Aliaga, señaló que el país está a punto de perder un nuevo juicio si es que no se asumen las medidas necesarias y se buscan acercamientos con el nuevo gobierno chileno.

Durante una entrevista radial, Aliaga advirtió que por la forma en que se ha manejado, desde el Gobierno, la demanda por las aguas del Silala es posible que en los siguientes meses se tengan malas noticias para el país. “Hemos perdido agua salada y estamos por perder el agua dulce en el tema del Silala, que es el segundo juicio que tenemos en La Haya”, manifestó el analista.

Sostuvo que este posible escenario adverso para Bolivia en el tema del Silala será el resultado de un mal manejo que se le ha venido dando a este tema de interés para Bolivia y su soberanía.

Detalló que la principal falencia por parte del país, es la falta de profesionalismo y continuidad en la conducción de la política exterior boliviana, frente a una rígida postura chilena que no se altera por más que se presenten cambios en su administración.

“Yo creo que al Gobierno no le queda más, para no pasar una historia triste, y además la posibilidad de que vayamos a perder es por falta, sobre todo, de profesionalismo. Por falta de haber tenido una continuidad en nuestra política exterior y que tengamos una magra noticia en lo referido al Silala”, sostuvo Aliaga, en contacto con Panamericana.

Puntualizó que antes del inicio de la etapa de alegatos orales es preciso que el gobierno del presidente Arce intente un acercamiento con su homólogo chileno y una gran oportunidad para este encuentro es la posesión del nuevo Gobierno en el vecino país, con la finalidad de “hablar del tema Silala con la mayor sinceridad” y de esta forma se vean otras opciones antes de llegar al juicio.

El experto recordó que la política chilena en relación a este tema y en general con la reivindicación boliviana por una salida al mar con soberanía es no negociar ante una completa falta de institucionalidad diplomática y sobre todo en política interna, referida a este tema, por parte de Bolivia.

“Por lo tanto, van a continuar con el juicio de La Haya para que esta instancia cierre definitivamente todos los problemas pendientes con Bolivia en lo que se refiere a lo jurídico”, indicó.

Nuevamente expresó su optimismo sobre que en próximos encuentros entre representantes de Bolivia y Chile, se aborde este tema para encontrar una salida alternativa al juicio que, por lo anteriormente expuesto, no muestra un panorama alentador para el país.

Manifestó que una oportunidad inmejorable para este propósito es el próximo 11 de marzo, cuando se realice la posesión del nuevo gobierno de la República de Chile, al mando de Gabriel Boric, evento al que Arce aún no confirmó su presencia.

“Esperemos que con gestiones del presidente Arce se pueda hacer algo y se logre llegar a un acuerdo para cerrar de alguna manera, porque si perdemos y realmente el Silala es reconocido como un río vamos a tener que compartirlo sin posibilidad de una compensación ni recuperación de recursos”, dijo.

Aliaga también señaló que el caso de la demanda interpuesta por el gobierno peruano contra Chile tuvo características más complejas que las presentadas en el caso del Silala, aun así, logró resultados favorables a sus intereses, por lo que cuestionó el camino equivocado que se ha seguido por parte del Estado boliviano, “hemos hecho política interna con la política internacional”, lamentó.

Ante este panorama desalentador, Aliaga descartó que en los siguientes meses la Corte de La Haya emita un fallo favorable a los intereses bolivianos como se espera, hecho que generará malestar en el país y sobre todo en el departamento de Potosí.

ARGUMENTOS

El exprefecto de Potosí, Daniel Oropeza Etcheverría, manifestó que el país cuenta con suficientes argumentos para sustentar la defensa del Silala, ante la demanda chilena.

“Bolivia cuenta con argumentos de fondo, técnicos geográficos, hidrogeográficos, hidrofísicos. Bolivia tiene su razón y sus argumentos y estos tiene que prevalecer como corresponde y afortunadamente estamos ante un juez internacional de alta calidad, eso tiene que darnos confianza”, expresó en diferentes entrevistas a medios televisivos y digitales que además están plasmadas en un libro de su autoría titulado “Silala Potosí-Bolivia”.

Señaló que las características de esta instancia internacional hacen que se confíe en su imparcialidad, para que se descarte la demanda chilena y prevalezca una contundente posición boliviana en defensa de la soberanía sobre recursos hídricos que se encuentran en territorio nacional.

Oropeza además sostiene que la defensa boliviana debe dejar en claro que las aguas del Silala no solo nacen en Bolivia sino que fueron obligadas a alumbrar en territorio boliviano a través de un manejo artificial de esta acuífero boliviano.

Agrego que otro aspecto contundente de los argumentos nacionales para desestimar la demanda chilena radica en las solicitudes escritas cursadas a autoridades bolivianas en las que se solicita formalmente hacer uso de las aguas de esta manantial, elemento que es valioso para la posición boliviana.

“Una empresa chilena hizo esta solicitud por escrito a la prefectura de Potosí y de la misma forma se concede el uso de estas aguas, entonces esto desmerece de entrada cualquier pretensión chilena de que este tema se trate de un rio de curso internacional”, sostuvo en declaraciones a Cadena A.

Precisó que de no haber existido esta solicitud y las aguas pertenecieran a un cauce internacional, con seguridad que se hubieran usado estas aguas de forma libre, pero no es el caso.

ALEGATOS ORALES

Antes de asumir su mandato, la nueva administración del presidente electo de Chile, Gabriel Boric, ratificó al equipo jurídico que representa a este país ante la Corte de La Haya, en la demanda contra Bolivia por las Aguas del Silala, proceso que ingresará en su etapa de alegatos orales en el mes de abril.

De esta forma, la próxima Canciller chilena, Antonia Urrejola, anunció que la actual subsecretaria de Relaciones Exteriores de este país, Ximena Fuentes, continuará en el cargo y se prolongarán sus funciones como agente ante La Haya, con miras a encarar la siguiente fase del juicio contra Bolivia, proceso que fue iniciado por Sebastián Piñera el año 2016.

“El Presidente ha ratificado al equipo que ha estado trabajando con el Silala y Ximena Fuentes va a seguir siendo la agente junto con todo su equipo y eso es lo que estábamos conversando, que él ratifica a todo el equipo y vamos a seguir trabajando en esa línea, lo alegatos son ahora en abril y ahí no hay un cambio de posición”, sostuvo en declaraciones a La Tercera.

El 2019 finalizó la fase de alegatos escritos en este proceso, se tiene previsto que la fase oral inicie en el mes de abril de este año, para posteriormente conocer la sentencia final en el mes de septiembre.
La demanda chilena contra Bolivia sostiene que las aguas del Silala, supuestamente, corresponden a un curso de carácter internacional, por lo que su uso debe ser equitativo.

La posición boliviana rechaza esta versión, señalando que este recurso hídrico se origina en territorio nacional y fue deliberadamente desviado hacia Chile mediante trabajos de canalización artificial permitida por una concesión que fue anulada.

El juicio por las aguas del Silala es el segundo proceso que se sigue entre Bolivia y Chile ante el tribunal de La Haya. En el primer veredicto, por una salida soberana al mar para Bolivia, esta corte estableció que el país trasandino no tiene obligación de negociar una salida soberana al Pacífico.

El Diario.