FmBolivia
Radio FmBolivia

Seis casos de violencia extrema contra niños estremecen el país

8

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

El delito de Sofía Nicol A.S., de tres años de edad, fue llorar mucho. Los llantos desataron la furia de su abuelo, Máximo Araníbar, de 84 años, quien la apuñaló en el abdomen para que se callara. El hecho ocurrió en Oruro y causó indignación.

No es la única historia. En una semana, seis casos de violencia extrema contra los niños estremecieron Bolivia. Los hechos ocurrieron en los departamentos de La Paz, Cochabamba, Santa Cruz y Oruro, entre el 20 y 27 de febrero.

Varios usuarios expresaron a través de redes sociales su indignación por los casos de violencia contra los pequeños. Las autoridades también lamentaron los hechos. “Y la crueldad contra l@s niñ@s va en aumento… ¿Alguien ve algo de prevención en algún lado?”, escribió la periodista Melisa Ibarra.

“La frecuencia de casos es preocupante”, dijo el director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV), Miguel Ángel Mercado. Aseguró que la Policía cumplió con los pasos correspondientes para procesar a los acusados, pero que la violencia aún es un problema en la sociedad.

“La Policía tendrá que elaborar planes de prevención, pero tiene que involucrarse toda la sociedad, los medios de comunicación y las redes sociales”, dijo.

El ministro de Justicia, Héctor Arce, luego de visitar a la pequeña que fue flagelada por sus padres en Santa Cruz, dijo: “Tenemos que poner un alto a estas situaciones (…) Hemos hecho mucho, se han aprobado normas, pero este es un problema de la sociedad”.

La madrugada del martes, Sofía, de tres años, despertó abruptamente y empezó a llorar. Entonces, su abuelo se fue encima de ella y le clavó un cuchillo de cocina en el abdomen para que se callara, según el informe policial al que accedió Página Siete.

Inicialmente, la Defensoría de la Niñez y Adolescencia informó que el adulto mayor agredió a la niña porque no pudo violarla. El fiscal departamental de Oruro, Orlando Zapata, descartó la versión y dijo que la razón fue que la niña no dejaba de llorar.

“Es un señor con problemas mentales. No se ubica en tiempo y espacio. Cuando lo detuvieron sólo se comunicaba con quejidos, no sabía ni siquiera que lo detenían”, dijo Zapata a Página Siete.

Mientras la pequeña era agredida, la madre trabajaba en un local y el padre bebía cervezas con un amigo en la entrada de su casa. El ataque fue descubierto gracias a los gritos de la niña y de sus hermanos.

Según el informe policial, el padre entró en la vivienda y vio que su hija estaba sangrando. Luego, encaró a la persona de la tercera edad. “¿Qué hiciste”, le preguntó. El abuelo respondió: “Es que la wawa está llorando”.

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia de Oruro (FELCV), Manuel Vergara, explicó que el agresor fue sometido a una valoración psicológica. “Él ya atacó a un sobrino con unas tijeras, pero no fue de gravedad”, indicó a este medio.

Zapata dijo que el Ministerio Público investigará a los padres de la víctima.

Al día siguiente de la tragedia de Sofía, la directora de la FELCV de La Paz, Karina Figueroa, informó que tres niños de 10, siete y cinco años de edad fueron víctimas de violencia física por parte de su mamá. Los dos últimos tienen cinco días de impedimento y el otro, sólo uno.

“Los menores de edad refieren que su madre siempre está enojada y castigándolos”, dijo Figueroa. Detalló que los niños tienen moretones y heridas en brazos y piernas, y algunas lesiones son de data antigua.

Mientras era trasladada a las celdas policiales, la acusada, Florencia M. P., aseguró: “Yo no les he pegado… no quiero hablar, ¿para qué?”.

El martes, un niño de nueve años, de nombre Mario, fue rapado por órdenes del director de su establecimiento educativo en el municipio de Sipe Sipe en Cochabamba. Según el relato del menor de edad, fue acusado de robo y por eso fue rapado.

Luego se supo que Mario era inocente. Se conoció que el pequeño fue abandonado por sus padres. El niño además se hacía cargo de sus tres hermanos. La Defensoría del Pueblo informó que el director del establecimiento educativo fue procesado.

El 25 de febrero se informó sobre la agresión a una niña de tres años que fue flagelada por sus propios padres al punto de dejarla en coma. La pequeña se debate entre la vida y la muerte y corre el riesgo de perder el habla. Los padres fueron enviados a la cárcel.

Días antes, el sábado 23 de febrero se conoció que en El Alto, una madre realizó cortes en los brazos de su hijo de 10 años como castigo por apropiarse de 30 bolivianos, informó el jefe de la Unidad de la Atención Integral a la Familia, Harry Suáznabar. La mujer fue aprehendida por la Policía.

Otra niña de 12 años fue maniatada de pies y manos por su mamá como castigo. El hecho ocurrió el 20 de febrero en Santa Cruz.

La Paz: tres niños fueron golpeados

Florencia M.P., de 30 años, golpeó a sus tres hijos de 10, siete y cinco años. Las víctimas aseguraron que su madre siempre los castiga. Ayer, la mujer fue trasladada a celdas judiciales y está a la espera de su audiencia cautelar.

Rapan a un niño en Cochabamba

Un pequeño de nueve años fue rapado por órdenes del director de su colegio, luego de ser acusado de robo. El niño está a cargo de tres hermanos, entre ellos una adolescente de 16 años que no puede caminar debido a un accidente.

El Alto: cortes en los brazos de niño

Una madre realizó cortes con tijera en los brazos de su hijo de 10 años como castigo por supuestamente robar 10 bolivianos. Antes, la mujer le habría advertido que le cortaría las manos si alzaba dinero sin permiso. El niño se recupera de las heridas.

Santa Cruz: una niña es flagelada

Una niña de tres años fue golpeada por sus propios padres hasta que quedó en estado de coma. Fue operada de la cabeza debido a unos coágulos de sangre que se formaron a raíz de las lesiones. Corre el riesgo de perder el habla.

Santa Cruz: niña fue maniatada

Una niña de 12 años fue maniatada de pies y manos por su madre, quien buscaba castigarla porque supuestamente alzó sin permiso 10 bolivianos. La víctima además era obligada a vender hamburguesas para sostener a su familia.

Niña fue apuñalada en Oruro por llorar

Sofía Nicol A.S. fue apuñalada en el abdomen por su abuelo, quien atacó a la pequeña porque lloraba mucho. Ayer, la justicia determinó la detención preventiva para el agresor en el penal de San Pedro de la ciudad de Oruro.

Pagina Siete.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas