Presidenta Jeanine Áñez cambia a tres ministros de su gabinete para nueva etapa de Gobierno

36

La presidenta Jeanine Áñez cambió el martes a tres ministros y ratificó a otros 17 de sus colaboradores, para afrontar una nueva etapa de su gestión gubernamental.

Los nuevos rostros son: Isabel Fernández, ministra de Comunicación; Víctor Hugo Cárdenas de Educación y Eliane Capobianco de Desarrollo Rural y Tierras.

«He ratificado con orgullo a casi la totalidad de mi gabinete, después de haber conversado y estar segura de que desde el puesto de ministro nuestra prioridad continuará siendo trabajar para la tranquilidad y estabilidad de todos los bolivianos», dijo en un acto público que se realizó en Palacio de Gobierno.

Áñez manifestó que ese cambio fortalecerá la confianza y credibilidad en la labor cotidiana del Gobierno y garantizará una mayor coordinación en el momento de definir políticas de Estado.

«Este ajuste en el gabinete era necesario para estar absolutamente seguros de que todos los miembros están comprometidos con una gestión honesta y transparente para bien de todos los bolivianos», dijo la mandataria.

La presidenta expresó su satisfacción por contar en el equipo ministerial con el exvicepresidente Víctor Hugo Cárdenas en la cartera de Educación, quien -a su juicio- es un «boliviano profesional, capaz y decente»

«Bienvenido Víctor Hugo. El país necesita sus mejores hombres y mujeres para reconstruir nuestras instituciones. La educación boliviana requiere el esfuerzo y la participación de todos los bolivianos para poder mejorar la calidad de enseñanza de los niños y jóvenes del país», afirmó Áñez.

Así también, dio la bienvenida a la jurista Eliane Capobianco y destacó su amplia experiencia en el sector agroambiental y tierras.

«En estas materias es importante y estoy segura de que contribuirá muy proactivamente al desarrollo institucional del Gobierno que presido. Gracias por su apoyo Eliane», manifestó.

Por último, dio la bienvenida a la periodista Isabel Fernández, quien asumirá la cartera de Comunicación, y destacó su recorrido profesional que contribuyó a la fecha a abrir espacios democráticos.

Recordó a Fernández que la tarea de esa cartera de Estado está encomendada básicamente a mantener informados a los bolivianos sobre las acciones que toma el Gobierno y las políticas que se están adoptando para beneficio de todos.

«El perfil de un buen Ministro de Comunicación es informar de manera transparente y oportuna. No es función de un Ministro de Comunicación organizar eventos políticos o reuniones partidarias. Isabel conoce su rol. Lo hace profesionalmente y le doy también la bienvenida», indicó.

Por su parte, la canciller Karen Longaric, agradeció la confianza de la mandataria y dijo que el gabinete ministerial, en una nueva etapa, tiene un doble desafío: «garantizar la transición constitucional implementando elecciones libres, transparentes y equitativas» y «asumir la obligación de administrar los recursos públicos con imparcialidad y eficiencia».

«Como Gobierno de transición con plenas atribuciones constitucionales continuaremos gestionando los asuntos del Estado que son impostergables, sabemos que la gobernanza del país requiere una atención particular y prioritaria que tenga como fundamental beneficiario al pueblo boliviano», afirmó.

Longaric valoró la visión de Estado de Áñez al diferenciar las labores que competen al consejo de ministros y la campaña electoral que encarará.

«Estamos plenamente comprometidos con el país, nuestro objetivo es consolidar la recuperación de las libertades ciudadanas y contribuir al inicio de un nuevo ciclo políticos y social», manifestó.

vic/ma ABI