Fabian Siñani vuelve al Concejo y dice que su proceso penal se cerró

2

El concejal Fabián Siñani, por Soberanía y Libertad (Sol.bo), retornó ayer al Concejo Municipal de La Paz luego de un arresto domiciliario de siete meses acusado de corrupción en el caso Tersa. El legislador edil dijo que se cerró su proceso legal.

Siñani llegó ayer a las 9:00 a la Alcaldía, donde fue recibido por varios de sus seguidores con flores y abrazos. Incluso, el alcalde Luis Revilla salió de su despacho para darle la bienvenida luego de su larga ausencia. El legislador, antes de ingresar a la sala de sesiones del Concejo, acusó al anterior Gobierno de convertir a la justicia en un instrumento político.

“Eso ocurrió en mi caso, un arresto domiciliario de siete meses sin ninguna prueba, una denuncia de una diputada del MAS (Movimiento Al Socialismo) sin ninguna prueba, la persecución al Alcalde, a mi familia y a la familia del Alcalde. Esto es lo que hemos tenido en los últimos meses”, declaró el concejal.

Sin embargo, en redes sociales, varias personas criticaron el retorno de Siñani al Concejo. “Es muy peligroso que vuelva al mismo sitio de trabajo. Qué le pasó al juez para que lo beneficie?”, expresó Gonzalo Herrera. “La justicia nunca será independiente del gobierno de turno, lamentablemente”, opinó Fermin Choque Carvajal.

Otro usuario, Víctor Chuquimia, escribió en redes sociales que Siñani no debería regresar. “Las autoridades deben seguir con la investigación para que también pague por sus delitos, verdaderamente una vergüenza” , comentó.

Hace siete meses, la diputada Betty Yañíquez, por el MAS, acusó a Siñani de acceder a información privilegiada para proteger a la empresa Tersa. Reveló que en esa firma trabajaba la esposa del legislador. Ante esta denuncia, el Ministerio Público citó al legislador a prestar su declaración informativa y después de cinco horas fue aprehendido. En la audiencia de medidas cautelares que se realizó el 17 de abril se dispuso su detención domiciliaria.

Consultado ayer sobre qué sigue en este caso, Siñani respondió: “Esclarecida la verdad, se cierra el proceso”. En los pocos meses que quedan de su gestión municipal, el legislador edil asumirá las funciones de secretario de la Comisión de Gestión Institucional y es el concejal asignado al Macrodistrito Mallasa.

“Afortunadamente cesó la detención domiciliaria. En siete meses de investigación no han podido demostrar absolutamente nada, ya se está restableciendo la justicia en nuestro país y lo que toca ahora es dar la vuelta la página y empezar a trabajar por nuestra ciudad que para eso nos ha elegido”, añadió el legislador.

En cambio, el proceso en la Comisión de Ética que se sigue contra Siñani continuará como informó la propia presidenta del ente legislativo, Andrea Cornejo. “Los procesos seguirán, lo que falta es la designación de los miembros (de la comisión) que fueron inhabilitados. Por ello, se ve una vía legal para que uno de los concejales de la bancada de mayoría (Sol.bo) pueda estar en la comisión”, declaró.

Este proceso en la Comisión de Ética lleva alrededor de seis meses cuando el reglamento establece que no debería superar los 45 días. Al respecto, Cornejo reconoció que vencieron los tiempos, pero afirmó que no hay responsabilidad en este caso.

“No hubo negligencia, lo que sucedió fue la presentación de licencias y abstenciones de los concejales, incluso de parte de la bancada de minoría (MAS). Se han ampliado los plazos para la designación de personas”, declaró.

Siñani aseguró que presentó los descargos hace seis meses. “Hubo circunstancias administrativas que impidieron que el proceso avance. Recordemos que fui yo quien pidió que el tema pase a la Comisión de Ética para presentar mis descargos y demostrar que las denuncias de los concejales del MAS eran infundadas”, añadió.

Consultado sobre si tiene previsto postular en las elecciones subnacionales, el concejal sostuvo: “Yo soy un militante de Soberanía y Libertad, y voy a trabajar con mi organización partidaria para contribuir a este proceso de pacificación y de democracia que debe restituirse en nuestro país”.

Pagina Siete.