Defensora justifica su arenga y dice que no dejará su puesto

7

La Defensora del Pueblo, Nadia Cruz, justificó su arenga ante los cocaleros: “Ni olvido ni perdón, ¡justicia!”, gritó en el cabildo del sector y levantó acusaciones de “parcialización”. Ayer dijo que el pedido de justicia es la única forma de calmar a los movilizados y descartó su renuncia.

Cruz indicó que no dejará su cargo pues pondría en riesgo la estabilidad de la institución. La Asamblea Legislativa -sostuvo- es la única encargada para convocar y elegir a quien dirija la Defensoría del Pueblo.

Aseguró que fue correcto gritar “Ni olvido ni perdón, ¡justicia!”, en el cabildo de las Seis Federaciones de Cocaleros del Trópico, que se realizó el lunes en el puente de Huayllani en Sacaba, Cochabamba. “Sí (es correcto), porque la única forma de reconciliarse no es olvidar y eso lo hemos aprendido de las organizaciones de derechos humanos por más de 30 años”, dijo.

“La arenga expresada por mi persona, responde a los pedidos de justicia y memoria de las víctimas de este conflicto, que el propio gobierno dijo que no pueden quedar impunes”, destacó.

La Defensora del Pueblo argumentó que la única forma para que la gente no guarde rencor es decirle que “el encargado de darle justicia, es el Estado, no un civil”. Consideró que su frase “no” aumenta el resentimiento, más al contrario provocó desde ayer el desbloqueo de “las carreteras de Cochabamba”.

La conferencia de prensa de Cruz se realizó luego de recibir una lluvia de críticas de diferentes organizaciones y autoridades por las arengas que emitió en el cabildo de los cocaleros y donde solicitó al sector que se prepare para las próximas elecciones porque no queda mucho tiempo.

La Defensora contó que acudió al cabildo para informar sobre los avances de los 16 puntos acordados con el Gobierno en transición. Indicó que su participación fue definida con el Ministerio de la Presidencia.

Recordó que realizó un trabajo de pacificación en Cochabamba, Oruro, Potosí, Santa Cruz y Chuquisaca. Indicó que se tomó acciones cuando un universitario fue secuestrado en Vila Vila (Oruro-Potosí) y la Defensoría logró su liberación una semana después. También se investiga la violación contra universitarias.
Nadia Cruz, ayer en la conferencia de prensa.
Foto:Defensoría del Pueblo

“Desde el 21 de octubre, la Defensoría ha solicitado reiteradamente al Ministerio Público acciones legales dentro del ámbito penal por hechos vandálicos contra la propiedad privada y pública, por la afectación a la integridad física de personas, por la muerte de personas durante enfrentamientos entre civiles y durante la intervención policial-militar, para que se pueda identificar y sancionar a los responsables”, destacó.

En la conferencia de prensa, Cruz se enojó con un periodista, cuando éste consultó sobre los grupos de personas que ingresaban a La Paz para atemorizar a la gente. “Le pido a usted como reportero y trabajador de la prensa, si somos honestos en buscar un proceso de pacificación, dejar de utilizar términos descalificativos respecto al grupo de gente”.

Aseguró que el reportero usó el término de “hordas” y dijo que este tipo de calificativo lo único que hace es lastimar la sensibilidad y generar rencor hacia el otro grupo de gente que está al frente.

Según Cruz, durante el proceso de pacificación entre el Gobierno y esos sectores sociales, los segundos “han planteado que se deje de descalificar a la gente que piensa diferente y que este sector no sea excluido”.

Remarcó que no es lo mismo “perder una vida humana, que atemorizar a la gente”, dijo. “Ese temor se ha generado por ausencia de Estado”, añadió.

Exigen la renuncia de Cruz

La acción de Cruz fue criticada por el exdefensor del Pueblo y rector de la UMSA, Waldo Albarracin, quien indicó que cuando escuchó a la actual autoridad en el cabildo de los cocaleros, observó que “ella hablaba más como militante del MAS. Tiene todo el derecho de militar, pero lo que no puede hacer es prostituir o distorsionar el cargo de Defensor del Pueblo, de defensa de los derechos humanos de todas las personas, no solo de los masistas”.

Albarracín solicitó la renuncia de Cruz. Se sumó a este pedido el excandidato por UCS, Víctor Hugo Cárdenas, quien expresó que no puede manejar de esa forma la institución.

Activistas y vecinos protestaron ayer en la puerta de la Defensoría exigiendo la renuncia de Cruz. “Ahí se ve la parcialidad de una persona que no defiende los derechos humanos. Es la evidencia más clara de una persona nefasta que está al frente de una institución a la que fue violada su imagen”, indicó una de las activistas, Melisa Ibarra.
La Defensora del Pueblo, en el cabildo de cocaleros.
Foto:APG

Al respecto, la Defensora del Pueblo dijo que todas esas solicitudes “sean canalizadas a través de la Asamblea Legislativa Plurinacional y será esa instancia la que resuelva en el marco constitucional. Es lo que corresponde”.

Acotó que debe quedar en claro que ella es delegada adjunta titular y Defensora del Pueblo interina. “La ley 870 señala que la Defensoría está a cargo de una defensora titular y tres delegados adjuntos. En este momento la institución está siendo atendida por un titular y dos adjuntos, una renuncia generaría perjudicar la estructura orgánica de la Defensoría que en estos momentos no puede seguir siendo mermada”, sostuvo.

Cruz explicó que los diputados que solicitaron su renuncia tienen en sus manos llamar a una nueva convocatoria y hacer este cambio.

Pagina Siete.