Expertos consideran que el impuesto del 4,8% a los auríferos es “irrisorio”

Los cooperativistas mineros auríferos colapsaron la sede de Gobierno por dos días y advirtieron con mantener sus medidas de presión hasta que aprueben su propuesta de régimen tributario. Tras las negociaciones, lograron que el Gobierno baje del 11% al 4,8% el tributo que deben pagar y expertos consideran que esa cifra es muy baja.

De acuerdo con estimaciones del Gobierno, con el nuevo impuesto las cooperativas auríferas ahora tributarán cerca de 800 millones de bolivianos.

El analista económico Jaime Dunn advirtió que los 800 millones de bolivianos que pagarán los cooperativistas mineros “alcanzan sólo a pagar seis días de la planilla de sueldos y salarios de los empleados públicos del Estado boliviano, una cifra irrisoria”.

El experto explicó que este acuerdo demuestra que “hay sectores privilegiados del país”. “El privilegio a los cooperativistas viene de la misma constitución y que no deben tributar como el resto de los emprendimientos o negocios de Bolivia. Esta negociación deja cosas que lamentar. Primero, quienes pueden ejercer la violencia –porque pueden bloquear sin que la Policía se acerque– tienen respuesta a sus peticiones”.

Héctor Córdova, analista en temas mineros, explicó que las cooperativas mineras exportan el 95% de la producción nacional del oro y que la mayor parte de ellas se encuentran en el departamento de La Paz. Agregó que para el sector cooperativista se emitió una ley específica de IVA cero, liberándolos del pago del 13% que paga cualquier otro contribuyente.

También fueron liberados del Impuesto a las Utilidades (IU) pese a que “todas” las operaciones lucrativas en el país pagan un impuesto a las utilidades del 25% sobre la diferencia que hay entre ingresos y egresos.

Además, por los altos precios del mercado internacional, el sector minero debería pagar un impuesto adicional del 12,5%. “Es decir, todos los actores mineros deberían pagar un 37% de impuestos sobre utilidades pero la ley minera exime a las cooperativas de la alícuota adicional porque considera que son organizaciones de carácter social y no conviene cargar demasiado a las espaldas de los cooperativistas”, afirmó.

“Ofrecer pagar un impuesto tan pequeño está fuera de lugar, deberían pagar el 25% de impuesto sobre las utilidades, pero como están trabajando como empresas y ya no como cooperativas, por el uso de maquinaria pesada y en algunos casos asociados con empresas, deberían pagar la alícuota adicional, haciendo un 37,5% y una regalía del 7%. Eso es lo que correspondería legalmente”, concluyó.

El acuerdo

El encuentro entre la dirigencia de las cooperativas mineras auríferas y los ministros de Economía, Marcelo Montenegro, y de Minería, Ramiro Villavicencio, comenzó el martes por la tarde y concluyó la madrugada del miércoles después de 14 horas de diálogo.

El Gobierno advirtió que las cooperativas mineras pagaban las regalías a la Gobernación y a los municipios, pero no un impuesto que vaya al Tesoro General de la Nación (TGN). El viceministro de Régimen Tributario, Jhonny Morales, advirtió que la reunión “a momentos fue muy tensa”. La autoridad informó que el año pasado el sector exportó oro por 2.600 millones de dólares y que “ni siquiera” contribuyeron con 100 mil dólares.

A septiembre de este año, exportaron 2.123 millones de dólares y la contribución al TGN “es nada, es una migaja”, afirmó en entrevistas a diversos medios de comunicación. “Nosotros les señalamos y el sector tiene una mayor capacidad contributiva y deben cancelar (un tributo) proporcional a su capacidad. (…) Con este 4,8% –considerando los niveles de exportación que ellos tienen– estamos hablando de una cifra superior a los 800 millones de bolivianos, que ahora van a contribuir”.

El ministro Marcelo Montenegro declaró, un día antes de que se firme el acuerdo, que el sector aurífero es productor “de un recurso no renovable”. Además, aseguró que el sector se beneficia del subsidio del diésel con el que trabajan o con la importación de maquinaria con “gravamen arancelario cero”.

Ayer, tras la reunión, la autoridad explicó que “se está creando un impuesto único que va a ser aplicable al valor bruto de venta de oro con una alícuota del 4,8%, norma que va a ser presentada ante la asamblea legislativa”.

Por su parte, los mineros celebraron el acuerdo haciendo énfasis en la rebaja que se alcanzó en la tasa del tributo.

“Nuestros compañeros de la central que ustedes designaron bajaron desde un 11% a un 6% luego a un 5,5% y nosotros a un 4,5% y ahí nos empantanamos. Tuvimos que cerrar con un 4,8% que fue una satisfacción para ambos: para el Estado y nosotros. No incumplimos el mandato”, declaró, exultante, Eloy Sirpa, presidente de la Federación Regional de Cooperativas Mineras Auríferas (Ferreco).

Fuente: Pagina Siete

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más