Muestras de agua del Pilcomayo ratifican que no es apto para consumo humano

El análisis de seis muestras de agua del río Pilcomayo ratificaron que es de clase B y C, lo que significa que no es apta para el consumo humano, informó, Efraín Rivera, secretario de Desarrollo Productivo, de Recursos Naturales y Medio Ambiente de la Gobernación de Tarija.

«Solo se puede tomar agua del río si es tratada, pero se puede utilizar para riego», dijo el funcionario con los resultados de laboratorio en mano.

El director de Gestión Ambiental y Riesgos, Reiner Figueroa, explicó que, al ser de clase B y C, el río está contaminado por aguas residuales, provenientes de alcantarillados y otro tipo de polución.

Agregó que, por ahora, está descartado que el río esté contaminado por metales pesados como reflejan los análisis del laboratorio que se recolectaron tras el derrame minero en la Cuenca Alta del Pilcomayo a causa del colapso de un dique el 23 de julio pasado.

Técnicos de la entidad subnacional tomaron muestras de agua del río, que recorre por el territorio del departamento de Tarija, desde Tabasay hasta D’ Orbigny, en la frontera con Argentina.

«Se hicieron análisis físicos, químicos y biológicos, tenemos problemas de contaminación del agua en las categorías B y C», afirmó Rivera, al agregar que enviaron la documentación de los resultados a la Fiscalía Departamental de Potosí para continuar con la demanda interpuesta contra la Federación de Cooperativas Mineras por la rotura del dique en la zona de Agua Dulce.

El secretario departamental indicó que ahora lo que queda también es presionar a las empresas mineras para que cambien las estructuras precarias de los diques de colas en el corto y mediano plazo para evitar otro desastre minero a futuro.

Fuente: El Deber

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más