Cinco datos sobre la trayectoria del nuevo Defensor del Pueblo

La posesión del nuevo Defensor del Pueblo tomó casi una hora. Todo estaba listo en el hall de Vicepresidencia del Estado para que a las 14:00, David Choquehuanca posesionara oficialmente a Pedro Francisco Callisaya Aro en el cargo. Junto al vicepresidente, los titulares de las cámaras de Senadores y Diputados respaldaron el acto.

Todavía resuenan los reclamos por su intempestiva elección. El mismo Freddy Mamani, presidente de la Cámara de Diputados, destacó la ‘jugada política’ realizada el pasado viernes con el cambio en el orden del día.

Callisaya llega al cargo de Defensor del Pueblo con una trayectoria amplía en el campo del derecho. Desde el 2001 hasta el 2012 ocupó diversos cargos al interior de la Defensoría, como resalta en su currículo. Además de este dato, otros aspectos resaltan en el mismo.

1- Aimara: se auto identifica como aymara. En la hoja de vida presentada ante la comisión bicameral calificadora, Callisaya asegura que lee y habla la lengua originaria de manera fluida, aunque cuenta con mayores dificultades a la hora de escribir en aimara.

En la presentación ofrecida por la Vicepresidencia se reseña el dominio del inglés como uno de los atributos destacados de la nueva autoridad.

2- Catedrático: la faceta educativa forma un capítulo propio en la trayectoria del nuevo Defensor del Pueblo. En febrero de 2000 se estrenó en la Universidad Franz Tamayo. Durante los siguientes 20 años pasó por las aulas de la universidad Pública de El Alto, la Universidad Salesiana y la Universidad Católica Boliviana.

Su presencia en aulas de la Escuela Militar de Ingeniería, del Comando General de la Policía y de la Escuela de Jueces del Estado fue más esporádica.

3- Producción académica: fruto de su labor docente, Callisaya tiene publicadas dos obras de carácter instructivo: «La Prueba. Caracterización de la prueba y los medios de prueba en el Código Procesal Civil”, y “Las Acciones de Defensa en el Código Procesal Constitucional. Una perspectiva desde la acción de amparo constitucional”.

A estas obras se suma varios artículos en el ámbito jurídico laboral, económico y lenguaje de los derechos y el proceso de descolonización.

4- Formación: El nuevo Defensor del Pueblo es licenciado en Derecho por la UMSA. A eso suma el grado de maestro titulado de la Normal Integrada Simón Bolívar.

La información facilitada por Vicepresidencia desataca que Callisaya cuenta con una maestría en Derecho Constitucional y Procesal Constitucional en la Universidad Andina Simón Bolívar. Se suma a esos diversos diplomados y seminarios de formación con temáticas vinculadas a Derechos Humanos, Interculturalidad y Descolonización, entre otras varias temáticas.

Actualmente, cursa un doctorado en Derecho Constitucional y Administrativo organizado por la UMSA y Universidad de Valencia.

5- Pasado laboral en la Defensoría del Pueblo: su experiencia profesional incluye un periodo de más de 10 años trabajando en la institución que ahora dirige. Ingresó en 2001 como profesional en atención ciudadana en El Alto. Pasó a dirigir la oficina de La Paz antes de asumir la jefatura de la Unidad Nacional de Servicios a la Ciudadanía.

Otras experiencias laborales que registra en su hoja de vida lo vinculan con la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y con el Tribunal Departamental de Justicia de La Paz. El último trabajo que registra, hasta febrero de este año, corresponde al de Director Nacional de Derechos Reales.

Fuente: El deber

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más