Presidenta Jeanine Áñez: Mesistas y masistas esperaban la violencia para volver a la inestabilidad y ver la caída del Gobierno

29

La presidenta Jeanine Áñez afirmó este jueves que los mesistas y masistas, durante el bloqueo de las carreteras de principios de este mes, sólo esperaban que se genere violencia para volver a la inestabilidad del país y ver la caída del actual Gobierno.

«Los mesistas, los masistas, esperaban que se genere una violencia para volver a la inestabilidad que teníamos en noviembre y para ver cómo este gobierno se caía, (pero) no les dimos gusto, gracias a Dios, gracias a todo mi gabinete y gracias a todas las personas que fueron al diálogo», manifestó Áñez, en el acto de la inauguración del nuevo Hospital del Sur de la ciudad de El Alto.

El proceso de diálogo fue propiciado por el Órgano Electoral, el Gobierno central y la comunidad internacional; a través de esas gestiones, se logró la suspensión de los bloqueos y la nueva pacificación del país.

No obstante, a esa convocatoria no asistieron algunos candidatos a la presidencia, como Carlos Mesa, y esta situación fue duramente cuestionada por la Jefa de Estado.

«Pero la mayoría de los bolivianos querían paz, querían resolver este conflicto sin violencia (…) y lo conseguimos gracias a todos (los que optaron por el diálogo sin dar) el gusto a unos cuantos violentos que querían sangre, que querían guerra civil y a otros que se escondieron y solo querían ver que nuestro gobierno no llegue al objetivo final, que es tener unas elecciones libres», agregó.

Mesa fue identificado por la Presidenta como el político que siempre se «esconde» ante los conflictos y el Movimiento Al Socialismo (MAS) como el partido que quería una guerra civil en el país, en medio de la pandemia de COVID-19.

Pues dijo que Mesa incluso mostró la «indiferencia» ante la magnitud de la pandemia emitiendo, a través de algunos videos, solamente «críticas destructivas», cuando el país en realidad necesitaba solidaridad, ayuda, aportes y sugerencias.

Mientras, en el otro camino, los masistas «sabotearon» de frente todas las medidas asumidas para contener la pandemia, mediante la convocatoria a una serie de medidas de presión que lo único que causaron es una mayor propagación del COVID-19 e incluso provocaron decenas de muertes en hospitales porque, por ejemplo, en el último bloqueo de carreteras de 12 días no dejaron pasar oxígeno medicinal.

«Ese camino del sabotaje y de la maltad (fue un) irrespeto a la vida y a la salud de los b0olivianos, fue perverso, fue canalla», aseveró la primera autoridad del país.

/EC/lm ABI