El TSE cuestiona injerencia del Gobierno argentino en el proceso electoral de Bolivia y le pide evitar acciones que influyan en el voto

18

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) informó este jueves que, el pasado 25 de agosto, remitió una nota al encargado de Negocios de la Embajada de Argentina en Bolivia, Diego Alonso Garcés, expresando su extrañeza ante la «injerencia por parte de autoridades argentinas en el proceso electoral boliviano».

En la nota, el TSE le pide al Gobierno argentino «evitar cualquier tipo de acciones, actividades o declaraciones que influyan sobre la orientación del voto de los ciudadanos bolivianos».

La actitud del Gobierno argentino- según el TSE- es «contrario a las normas y buenas prácticas electorales internacionales».

«El TSE pone en conocimiento de la opinión pública que, en el marco de sus atribuciones, remitió el martes 25 de agosto una nota al Encargado de Negocios de la Embajada de la República Argentina en Bolivia, Diego Alonso Garcés, expresando su extrañeza ante la «injerencia por parte de autoridades argentinas en el proceso electoral boliviano, contrario a las normas y buenas prácticas electorales internacionales» y solicitando al Gobierno argentino evitar cualquier tipo de acciones, actividades o declaraciones que influyan sobre la orientación del voto de los ciudadanos bolivianos», señala parte del comunicado emitido hoy, jueves, por el TSE.

La nota de reclamo del TSE se envió en referencia a un tuit del subsecretario de Obras Públicas de Argentina, Edgardo Dipetri, quien, el pasado sábado, reveló que se reunió con el expresidente Evo Morales (refugiado en el vecino país) y se comprometió «a fortalecer la participación de migrantes bolivianos» en los comicios de octubre.

«Junto a compañeras y compañeros de @EsTiempoDeIgua1 nos reunimos con @evoespueblo. Nos comprometimos a fortalecer la participación de migrantes bolivianos en la elección presidencial, para que Bolivia vuelva a ser un país libre y democrático», expresó entonces Depetri, en su cuenta en Twitter, donde incorporó una fotografía del encuentro.

A través de una nota de protesta, la Cancillería de Bolivia también reclamó al Gobierno argentino los actos de intromisión en asuntos internos que cometieron funcionarios de la nación vecina, quienes se dieron atribuciones respecto al proceso electoral del 18 de octubre.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia informó que, junto con la nota diplomática, también expuso su preocupación, por estos actos de injerencia, al TSE, la entidad que administrará los comicios en territorio nacional y en el extranjero.

En la nota, de fecha 26 de agosto, la Canciller transmite al presidente del TSE, Salvador Romero, de manera formal, la preocupación del Gobierno por esas declaraciones que se interpretaron como injerencistas de autoridades argentinas en el proceso electoral boliviano.
mcr/ ABI