Mercado de gas regional se presenta competitivo

1

La ubicación de Bolivia en la región representa una gran oportunidad en el mercado de energía, sin embargo, Brasil y Argentina avanzan en aumentar producción de gas natural, mientras la primera ola de energía en proyectos viene de países que no son productores de gas comprimido como EEUU, Rusia y Australia, y por el ello se muestra un panorama competitivo, según se desprende del Foro de Petróleo, Gas y Petroquímica, realizado la semana pasada en Santa Cruz.

«Las capacidades nuevas de gas licuado natural representan 200 millones de toneladas donde el 50 por ciento provendrá de EEUU», señaló Mahdjouba Belaifa, jefa del Departamento de Análisis del Mercado del Foro de Países Exportadores de Gas (FPEG), la semana pasada.

«Bolivia está bien ubicada para ser un jugador en el mercado de energía con alta productividad, bajos costos y un liderazgo sabio en la toma de decisiones. Hay grandes oportunidades en cuanto a sectores del mercado y cooperación multilateral», manifestó Mahdjouba Belaifa.

ALIANZAS

Mientras tanto, Izeusse Braga, secretario Ejecutivo de Arpel en su exposición en el panel, dijo que es importante atraer nuevas inversiones en la región y fomentar la integración energética incentivando políticas público-privado, que ayuden al crecimiento de la economía.

«Bolivia deberá buscar nuevas alternativas de mercado del gas dentro de las cuales se destaca la integración con Perú y las nuevas oportunidades de complementariedad con Argentina, continuando con el mercado doméstico y redefiniendo estrategias que surjan de la apertura del mercado brasileño y el eventual crecimiento de la demanda de gas», puntualizó el ejecutivo de Arpel.

A su vez, Alfonso Blanco Bonilla, Secretario General de la Organización Latinoamericana de Energía (Olade), dijo que la demanda final de energía se está electrificando.

«Ese aumento de la demanda eléctrica aumenta a futuro la participación de energías renovables, fundamentalmente, la participación del gas natural», acotó.

CAMBIOS

Mahdjouba Belaifa explicó que el mercado sobrelleva cambios estructurales debido a las influencias del gas norteamericano pero también a los aportes de Argentina y China que producen el energético en volúmenes más pequeños.

«La demanda de gas ha registrado un crecimiento del 5 por ciento en 2018, el más alto desde el 2010, situación que fue impulsada por un invierno más corto y el retiro de algunas plantas a carbón en China», indicó Mahdjouba Belaifa durante su exposición acerca de las oportunidades para Bolivia en los mercados de LNG, realizado en el marco de la segunda versión de la «Semana de los Hidrocarburos – Gas, Petroquímica y Combustibles Verdes», que se desarrolló en instalaciones de la Fexpocruz.

En el área de Sudamérica y el Caribe, el abastecimiento está siendo manejado por Trinidad Tobago y Perú que son los que exportan el energético. Acotó que en términos de gas natural licuado, se registró una declinación de importaciones en la región empujado por Brasil y Argentina debido a la recuperación de la producción de gas en ambos países.

TRANSPORTE

Mahdjouba Belaifa acotó que las oportunidades del gas comprimido y el gas licuado boliviano se presentan en el transporte.

«Hay oportunidades para Bolivia para embarcarse en los mercados regionales, principalmente en el transporte que emplea estos combustibles. El sector del transporte estará siguiendo de cerca el crecimiento de la energía de gas. Exponencialmente está creciendo el comercio de gas natural licuado», dijo la representante del FPEG.

El Diario.