Flora y fauna no podrán recuperarse en su totalidad

15

La flora y fauna no podrá ser restaurada en su totalidad, luego de los incendios en la Chiquitania. Las pérdidas boscosas calculadas en más de 800 mil hectáreas difícilmente serán repuestas en 200 o 300 años, informó la presidente de la Sociedad de Biólogos de La Paz, Ángela Núñez.

“Exigimos al Gobierno activar los protocolos para declarar zona de desastre. Demandamos la promulgación de una ley de pausa ecológica, declarar como tierras de inmovilización a toda esta tierra afectada para que se trabaje realizando la evaluación de los daños y los mecanismos posteriores”, dijo.

RESGUARDO

En conferencia de prensa, los profesionales indicaron que las áreas que fueron destruidas por los incendios deben ser resguardas por las autoridades nacionales; explicaron que no se debe permitir que sean reutilizadas para la siembra; además que en las condiciones en las que se encuentran estas zonas no están en condiciones de ser cultivables.

Los incendios –dijo– afectaron diferentes tipos de árboles; en el sector existen especies de fauna y flora que pueden haberse consumido por el fuego, lo que aún no se conoce, razón por la cual se necesita un estudio especializado y preciso para establecer las verdaderas dimensiones de las pérdidas alcanzadas.

LLUVIAS

Indicaron que ahora se espera las lluvias para sofocar el fuego, sin embargo, no estamos conscientes que los torrentes de agua llegarán a contaminar los ríos del sector, a causa de las cenizas, que llegarían a alcalinizar el agua, lo que puede llegar a producir la mortandad de peces y anfibios.

Alfredo Fuentes, especialista botánico, indicó que la flora y la biodiversidad del sector podría tardar hasta 300 años en recuperarse, ya que es una zona de bosques secos que tardan en crecer, por la poca disponibilidad de agua. Una de las mayores pérdidas son los más de 40.000 árboles maderables, propios de la región.

“1.200 especies de animales pueden haber sido afectadas. Hay 3.500 especies de plantas del lugar y 8 especies de maní silvestre que son muy importantes, que seguramente fueron afectadas también. Se habla de que estos incendios han afectados a 40.000 árboles maderables, que es el potencial en la Chiquitania. Es madera preciosa como Roble, Cedro, Soto, Tarará y Yesquero. Cuantificando la pérdida que se ha quemado se estima que asciende a 1.100 millones de dólares de recursos maderables”, detalló.

PRONUNCIAMIENTO

El Colegio de Biólogos de La Paz lanzó un pronunciamiento conjunto de 80 instituciones técnico académicas de todo el país solicitando a las autoridades competentes tomar acciones inmediatas para enfrentar los incendios en la Chiquitania y Amazonía.

Entre los puntos más importantes está que se exige la inmediata abrogación de la Ley 741 y del decreto 3973 que incentivan al chaqueo “en un contexto de anarquía y tráfico de tierras para justificar su posesión y en algunos casos para la ampliación de monocultivos industriales, sin evidencia alguna de sostenibilidad”, detalla el documento.

Las instituciones también exigen elaborar un programa de protección estricta para los “Bosques secos chiquitanos que conlleve a acciones que permitan contribuir a la recuperación de la biodiversidad perdida en los incendios”.

AYUDA MÉDICA

Por su parte, el presidente del Colegio Médico de Bolivia, Erwin Viruez, indicó por un medio de comunicación local, que se han enviado brigadas médicas a las zonas afectadas por el fuego, donde se necesitan medicamentos, insumos y otros materiales en salud.

Hay 50 cuadrillas que están trabajando, en el lugar se necesita agua, colirios, sueros rehidratantes, cremas para quemaduras, barbijos y lentes de protección industrial.

A nivel nacional está empezando una campaña entre colegios médicos, bioquímicos y enfermeras, para la recolección de los medicamentos e insumos señalados. Los puntos en los que la población puede entregar sus donativos son los colegios médicos de los nueve departamentos.

El Diario.