Construcción del edificio siniestrado genera polémica

El incendio registrado en el piso 13 del edificio en construcción en el nudo Vita, ubicado entre las avenidas Manco Kapac y Buenos Aires, desató una serie de acusaciones mutuas entre autoridades y el propietario de la edificación; mientras que los comerciantes que perdieron la mayor parte de su mercadería se mantienen en vigilia.

El subalcalde del Macrodistrito Centro, Jimmy Osorio, sostuvo que el propietario del edificio tiene una deuda de dos millones de bolivianos en multas a la Alcaldía de La Paz, generadas por 11 procesos de fiscalización incumplidos desde 2016.

Precisó que en ningún momento la construcción debería pasar el primer piso porque el propietario nunca obtuvo permiso de construcción y la aprobación de planos. “Es decir que esta construcción está fuera de toda norma y se lo ha notificado varias veces, pero como los stikers que se ponen pegados en la puerta y los precintos que se hacen son de plástico, el propietario seguramente los ha roto y ha seguido construyendo”, dijo Osorio.

Osorio relató que en todos los años, desde que se inició la construcción, en 2014, la anterior gestión municipal emitió notificaciones que también fueron ignoradas y el dueño del predio inició la edificación y luego prosiguió haciendo caso omiso.

Explicó que de los 11 procesos administrativos de fiscalización, nueve se ejecutaron durante la gestión del exalcalde Luis Revilla y dos corresponden a la gestión del alcalde Iván Arias.
El primero data de 2016 y se ejecutó porque el dueño de la construcción no contaba con planos arquitectónicos aprobados por la Alcaldía de La Paz para levantar las plantas del inmueble.

En 2017 se ejecutó el segundo proceso por la misma causa, el tercero fue en 2018 y durante la gestión 2019 se iniciaron tres procesos, uno de los cuales, el sexto, derivó en la emisión del mandamiento de ejecución de la orden de demolición de los bloques 1 y 2 del edificio.

En 2020 se emitieron otros dos procesos, uno de los cuales estableció la demolición de 2.335.81 metros cuadrados. El noveno proceso corresponde al 2021 y los dos últimos, impulsados por la gestión del alcalde Arias, corresponden a este año.

INCENDIO PROVOCADO

El socio mayoritario del proyecto Mall Gran Vía, Eynar Vizcarra, expresó sus sospechas de que el incendio del lunes por la noche haya sido provocado. “De que aquí ha habido un atentado, sí, ha habido un atentado”, puntualizó.

Como argumentos, manifestó que los obreros no trabajan más allá de las cinco de la tarde y que las instalaciones eléctricas están en un sector diferente a donde se generó el incendio.
“Esto no es un petardo, no es el tema del tema eléctrico”, afirmó Vizcarra. “Nosotros vamos a hacer una denuncia en la FELCC contra los autores, porque esto no se va a quedar así. Han atentado contra la inversión de todo mi gremio, de todo mi sector”, agregó.

Explicó que se trata de un proyecto de la Asociación de Comerciantes Nueva Alianza, la cual ya realizó otra inversión similar en la ciudad de El Alto.

Otra de las asociadas, Lucía Salazar, detalló que el proyecto del Mall es de 37 millones de dólares y que involucra financiamiento bancario. También expresó su sospecha de que el incendio haya sido provocado.

Vizcarra señaló que el Mall es un proyecto de 14 pisos con escaleras mecánicas, tres sótanos de parqueo, además de patio de comidas. Expresó que la intención era inaugurarlo para el 20 de octubre, por el aniversario de la fundación de La Paz, pero seguramente tendrá otro retraso.

Ante las versiones que hablan de una demolición, el propietario manifestó que la construcción tiene que continuar, porque es una inversión de varios asociados.

COMERCIANTES EN EMERGENCIA

Por otro lado, cerca de 60 comerciantes ubicados en alrededores del edificio de 13 pisos que es construido en el Nudo Vita y que sufrieron pérdidas por el incendio, se declararon en emergencia por la decisión de la Subalcaldía Centro de retirarlos del lugar.

“Estamos pidiendo resarcimiento del daño que han causado por todas las cosas quemadas. Además, nosotras no estamos dispuestas a ser reubicadas”, manifestó una de las comerciantes.

Asimismo, el subalcalde del Centro, Jimmy Osorio, anunció una posible reubicación de los puestos, por lo que las vendedoras del lugar se declararon en emergencia e instalaron una vigilia.

“Queremos soluciones, queremos ver al dueño, queremos sentarnos con las autoridades y con el dueño, que se pongan en nuestros zapatos, somos madres. No vamos a permitir que nos reubiquen”, indicó otra afectada.

Por el lugar se vendía desde frutas, cosméticos, peluches, ropa, comida y otros artículos. Las vendedoras ahora están muy afligidas porque perdieron su fuente laboral para llevar el sustento y el pan de cada día a sus hogares.

Fuente: El Diario.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más