Bolivia sin plan para reducir uso del mercurio

Bolivia a la fecha no cuenta con un Plan Nacional de Acción para la eliminación del mercurio en cumplimiento del Convenio de Minamata, mientras en otras regiones ya implementan nueva metodología para la recuperación del oro.

Ante las denuncias de contaminación de ríos y zonas en el norte del país, por el uso de mercurio para la explotación de oro, y que afecta a parques y regiones de indígenas, las autoridades del Ministerio de Minería anunciaron que trabajarán para reemplazar su uso.
Ayer, en el seminario «Mercurio en la Minería Aurífera: Situación Actual y Alternativas», organizado por el Grupo Interinstitucional de Trabajo en Oro Responsable (GIT-OR), varias exposiciones alertaron sobre las consecuencias negativas en la salud y en el medio ambiente.

En las últimas semanas, los medios de comunicación del país publicaron el incremento de la importación del mercurio, así como su uso por las cooperativas mineras del oro en el norte del país, y la contaminación de los ríos, y áreas protegidas.

En el seminario, el Relator Especial para las Sustancias Tóxicas y Derechos Humanos (DDHH) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Marco Orellana, lamentó que Bolivia este atrasada en la elaboración del Plan Nacional de Acción para la eliminación del mercurio en cumplimiento del Convenio de Minamata.

Señaló que a la fecha no recibió información (del Gobierno boliviano) sobre las medidas para la implementación de las recomendaciones del Convenio Minamata, y ya lleva retraso en la Elaboración del Plan de Acción Nacional, ya que no se conoce su contenido ni el proceso.

Por su parte, la senadora de Comunidad Ciudadana, Cecilia Requena, preguntó en su twitter ¿Cuánto retraso adicional (van 3 años); habrá un Plan de Acción Nacional para la reducción y progresiva eliminación del #mercurio en #Bolivia?

“Es obligación del Estado aceptada al ratificar el ConvenioDeMinamata en 2015”, agrega.

AUMENTO DEL USO DE MERCURIO

El Relator Especial sobre Sustancias Tóxicas y DDHH, ONU expresó su preocupación por el aumento de la contaminación por mercurio, generada por la pequeña minería, que afecta a los pueblos indígenas, y no solo en Bolivia, sino en toda la cuenta amazónica.

Asimismo, dijo que el tráfico de mercurio desde Bolivia a los países de la región, frustra los esfuerzos internacionales por eliminar su uso en la extracción del oro, en el evento realizado ayer.

En su intervención informó que la emisión mundial de 2.000 toneladas de mercurio anual al medioambiente, la pequeña minería aurífera es responsable del 38 % del impacto.

MINAMATA

El Convenio de Minamata sobre el mercurio es un tratado internacional diseñado para proteger la salud humana y el medio ambiente de las emisiones y las liberaciones antropogénicas de mercurio y sus compuestos. Y el nombre lo debe a una población de Japón.

El año 2020 marca un hito para el acuerdo: es cuando las partes deben dejar de fabricar, importar y exportar muchos productos con mercurio enumeradas en el tratado, pero la pandemia modificó muchas metas y objetivos.

El objetivo del tratado es proteger el medio ambiente y la salud humana de las emisiones y las liberaciones antropogénicas de este metal pesado tóxico. El convenio regula todo el ciclo de vida del mercurio: su suministro, comercio, uso, emisiones, liberaciones, almacenamiento y gestión de desechos y sitios contaminados, según la autora del documento sobre este metal, Mónica Stankiewicz.

En el seminario presentaron experiencia en donde se cambió la forma de extracción de oro, sin uso del mercurio, y la metodología vienen promocionándola a nivel mundial, para bajar la contaminación de los ríos y el medio ambiente.

DATOS

En la actualidad, el oro es el principal producto de exportación de Bolivia, y las cifras oficiales de 2019 muestran que las ventas en volumen alcanzaron 42 toneladas, con un valor de 2.000 millones de dólares, pero para las regiones apenas llega a 100 millones.

El número de cooperativas mineras auríferas, que en su mayoría se encuentran en el departamento de La Paz, se incrementó a cerca de unas 1.500 cooperativas, en relación directa a los precios internacionales del oro en los últimos 14 años.

Para recuperar el oro, las cooperativas utilizan de manera general el método de amalgamación con mercurio. Según la Organización Mundial de la Salud, el mercurio es un metal pesado altamente tóxico para las personas, la biodiversidad y los ecosistemas del mundo.

Lamentablemente, Bolivia es el primer país importador de mercurio en el planeta, habiendo pasado de 1,7 en 2010 a 165,2 toneladas en 2020, pero el 2016 fue el año en que se compró 283,3 T.

La importación de mercurio creció a partir de 2015 hasta llegar a su punto más alto en 2016 con 238 toneladas, y bajar en 2020 a solo 165 toneladas, de acuerdo al informe del Defensor del Pueblo, titulado el «Estado de implementación y cumplimiento del convenio de Minamata sobre el mercurio (2017-2022)».

Las cooperativas son los principales actores en la explotación del oro, y de acuerdo a un informe de la Defensora del Pueblo el cual señala que las cooperativas realizaron la mayor extracción de oro en 2020, pero en especial en 2014, cuando alcanzaron a 35.000 toneladas, señala el informe.

El documento señala que México es el principal proveedor de mercurio con 832,7 toneladas, que representa el 80 % de la oferta mundial, seguido de India, Rusia y Turquía.

Fuente: El Diario.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más