Plantean cadena perpetua para casos de infanticidio y feminicidio

11

Una ley corta que modifique el ordenamiento penal, estableciendo cadena perpetua, sumatoria de delitos y pensión vitalicia para las víctimas en los casos de feminicidio e infanticidio, es lo que plantea la abogada Paola Barriga en un proyecto de ley que presentó a la Asamblea Legislativa, según confirmó a EL DIARIO.

La jurista apuntó que urge contar con una ley que sea más rígida e implacable ante el incremento de hechos de abuso sexual, violación, explotación sexual, secuestros, torturas, trata de seres humanos, infanticidios y feminicidios.

Aseguró que es fundamental una pena más drástica para sentar un precedente en la sociedad y evitar que este tipo de hechos se repitan, y el Estado ampare y custodie la integridad física y moral de niñas, niños, adolescentes y mujeres, sin excepción alguna.

SUMATORIA DE DELITOS

El proyecto de ley, cuyo objetivo es eliminar los índices de violencia, plantea una sanción implacable de sumatoria de delitos y cadena perpetua, a quienes atenten contra la integridad física o psicológica de niñas, niños, adolescentes y mujeres, sin contemplar la edad del agresor, así este sea menor de edad, tendrá que purgar la máxima condena que establece el Código Penal.

La jurista explicó que el planteamiento de cadena perpetua se debe a que en la actualidad la legislación tiene como condena máxima 30 años de reclusión, así el agresor haya cometido dos o más delitos.

“Lamentablemente nuestra legislación actual solo condena a 30 años, por ejemplo, el asesino del niño Oscar León y su madre Alejandra Shaw, fue sentenciado con la pena máxima de 30 años de reclusión sin derecho a indulto, porque esa es la pena máxima. Lo mismo pasa en el caso de la niña Esther, a ella la violaron y la asesinaron, el sujeto fue sentenciado solo por el infanticidio, por eso planteo la sumatoria de condena”, explicó.

PENSIÓN VITALICIA

Barriga plantea, además, una pensión vitalicia para hijas e hijos, madres y padres que se hacen cargo de huérfanos de victimas de feminicidios así como personas de la tercera edad, personas mayores–menores con discapacidad que sean dependientes del cuidado y responsabilidad del nuevo núcleo familiar.

“Producto de esos delitos muchos menores quedan en la orfandad, desamparados. Volviendo al ejemplo del caso del asesinato de la madre e hijo, la señora dejó otros tres hijos huérfanos, una con capacidades especiales, los tres fueron a vivir con familiares de la madre, pero separados. Sin embargo, hay niños que quedan huérfanos y no tienen dónde ni con quién ir. Estos delitos también dejan traumas en el entorno familiar de las víctimas, las madres y padres que pierden a sus hijas de manera violenta no se llegan a recuperar, por eso es necesario que alguien les dé una pensión”, refirió.

Asimismo, plantea que el Ministerio de Justicia coordine con trabajo social y psicólogos, para todo el seguimiento pertinente, hasta obtener resultados óptimos en todos los planos, más la coordinación directa con los Ministerios de Gobierno, Educación, Salud y Trabajo, así como el Viceministerio de Comunicación, para que estos niños que quedan en la orfandad, o quienes denuncien abuso sexual y otros delitos de violencia, se resguarde su educación, desde el momento que tuvieron que dejarla, hasta su conclusión, así como su salud y cuenten con un seguro médico de por vida, así como la inamovilidad funcionaria, para todas las víctimas, al evidenciarse los extremos precedentes.

RETROACTIVIDAD

El proyecto plantea también una retroactividad de diez años, con la finalidad de que las sentencias que vayan a ser dictadas a partir de la fecha, por los casos de abuso sexual, violación, explotación sexual, secuestros, torturas, trata de seres humanos, infanticidios y feminicidios sean sancionadas con la sumatoria de delitos correspondientes.

El Diario.