FmBolivia
Radio FmBolivia

Desde cuarentena rígida hasta medidas drásticas, las salidas

3

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Ante el rápido deterioro de la situación en la ciudad de La Paz, el diálogo sobre qué medidas tomar a continuación es cada día más urgente. Mientras autoridades municipales apuntan a una nueva cuarentena rígida, diferentes expertos de políticas públicas y sanidad recalcan que no es suficiente y que es imperante mejorar el sistema sanitario y los mecanismos de detección.

El alcalde paceño Luis Revilla adelantó ayer en las redes sociales que pedirá al Centro de Operaciones de Emergencia Departamental (COED) de La Paz que apruebe una cuarentena rígida de dos semanas, a iniciarse el próximo viernes 31 de julio. Además informó en una entrevista con Página Siete que se prevé habilitar “centros de contención” en cada macrodistrito para atender a pacientes leves y moderados.

Otras autoridades, sin embargo, consideran que para ver resultados positivos es necesario tomar medidas paralelas que complementen el aislamiento.

“Yo creo que en este momento cada habitante de La Paz tiene un familiar, un amigo o alguien que ha fallecido o que está enfermo. La situación está demasiado grave, se está expandiendo con una velocidad inusitada”, expresó el jefe de la Unidad de Epidemiología del Ministerio de Salud Virgilio Prieto.

Desde su punto de vista es necesario “extremar las medidas de control de parte de los entes punitivos y del sector social”.

“Hemos dado la responsabilidad a la población y desafortunadamente ésta no responde”, apuntó Prieto. “La única manera que ha encontrado el mundo de controlar esta pandemia es la separación. Es decir, la cuarentena, el espaciamiento físico y social, y las medidas de protección de barrera. Si esto no se da, vamos a vivir una situación peor de la que estamos viviendo”, aseguró.

Por su parte, Fernando Romero, representante del Sindicato de Ramas Médicas de Salud Pública (Sirmes) La Paz, advirtió que el plan de Revilla de retomar la cuarentena es “incompleto” si no se mejora el sistema sanitario.

“¿Qué sentido tiene encerrarme si no voy a poder tener un sistema que venga, detecte que estoy enfermo, me lleve a un lugar, me aísle y si tengo síntomas me dé un tratamiento?”, cuestionó el galeno. “Encerrarlos ahora significa que se mueran en su casa”.

Romero además apuntó que es necesario reducir la burocracia para contratar nuevo personal, porque de los 4.000 trabajadores sanitarios en el sistema público “por lo menos unos 1.200 a 1.500” están enfermos o han tenido familia contagiada.

“Vamos a pedirles que declaren zona de desastre y que por excepción, los colegas que vayan a dejar sus papeles, inmediatamente entren a trabajar”, solicitó el sanitario. “Los centros de salud no pueden atender, ya no se abastecen y la gente se queda afuera sin atención. Enferma, vuelve a su casa y contamina”.

Para el especialista de políticas públicas Andrés Uzín, la principal debilidad recae en la detección y aislamiento de infectados, por lo que es necesario encontrar nuevas estrategias que hagan el procedimiento más eficiente.

“Si no podemos detectar la enfermedad, si no podemos encontrar a los enfermos, menos los vamos a aislar. Y esa gente si no tiene síntomas y no tiene una tarjeta roja para quedarse en casa sigue contagiando”, manifestó.

Paralelamente, el experto sugirió que las autoridades subnacionales tomen un mayor rol en la lucha contra la pandemia.

“Los gobiernos locales y departamentales tienen que asumir un rol muy protagónico para cuidar a su población”, señaló.

Finalmente, Adrián Ávila, presidente de la Sociedad Boliviana de Medicina Crítica y Terapia Intensiva, propuso tres medidas que en su conjunto podrían ayudar a disminuir la escalada.

Como primer punto, concuerda en que se debe instaurar una cuarentena “efectiva” en la que exista una corresponsabilidad de las autoridades y la población. Por un lado, la gente debe reforzar los cuidados individuales -distanciamiento social, uso de barbijo, lavado constante de manos, etc.-, mientras que las autoridades deben crear centros de atención primaria que estén abastecidas con camas, oxígeno y terapias intensivas.

La segunda medida según Ávila es frenar la automedicación ya que “científicamente no hay un tratamiento eficaz”, recalcó.

Y por último, el médico consideró necesario llamar a una cumbre entre todos los sectores involucrados, incluidas las sociedades científicas, el Gobierno y las autoridades subnacionales.

Caso contrario, “habrá una mortalidad peor que en otros países. No hay condiciones”, advirtió.

Las propuestas

Luis Revilla Cuarentena rígida de dos semanas y la habilitación de centros de contención en cada macrodistrito.
Virgilio Prieto Extremar las medidas de control de parte de los entes punitivos y del sector social
Fernando Romero Declarar zona de desastre y facilitar la incorporación de profesionales sanitarios.
Andrés Uzín Nuevas estrategias de detección y aislamiento de infectados, además de un mayor rol de los gobiernos subnacionales.
Adrián Ávila Cuarentena rígida con centros de salud abastecidos, parar la automedicación y llamar a una cumbre.

Pagina Siete.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas