Estudio devela que presidenta Áñez “nunca debió haberse presentado como candidata”

Un estudio presentado por la fundación Friedrich Ebert Stiftung (FES), devela la impertinencia de la candidatura a la primera magistratura del país de la actual presidenta Jeanine Añez, en una situación en la que el país que “va por mal camino”, una situación política “mala” y una situación de la economía también “mala”, ante una fractura social que aún es “más profunda y crítica” y una opinión dividida sobre las elecciones generales.

En este estudio participaron 140 entrevistados, “un grupo selecto y plural de actores políticos, analistas, periodistas y especialistas en distintos ámbitos”, vía on-line entre el 1 y 17 de junio.

Ante la pregunta sobre con cuál de estas frases está más de acuerdo, el 53,6% de los entrevistados respondió que “la presidenta Áñez nunca debió haberse presentado como candidata”, el 27,9% dice que ella “debe renunciar a su candidatura para concentrarse en las acciones del Gobierno contra el coronavirus” y el 8,8% considera que la mandataria “puede ser presidenta y candidata al mismo tiempo sin que afecte las acciones del Gobierno contra el coronavirus”, según reporte de La Razón.

Elecciones generales

Sobre la realización de las elecciones generales el próximo 6 de septiembre, la opinión está dividida: el 29,5% expresa que está de acuerdo y el 29,5%, en desacuerdo; con la diferencia que 19,4% dice estar “muy de acuerdo” y 17,2%, “muy en desacuerdo”.

Cabe recordar que el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Choque, al referirse a la fecha de elecciones del 6 de septiembre,  afirmó en horas pasadas, que el Órgano Electoral es el que debe garantizar la asistencia a las elecciones generales y debe coordinar acciones con el Ministerio de Salud para que los jurados y ciudadanos asistan a las urnas y se deberán aplicar medidas de bioseguridad y estas ser socializadas en los medios de comunicación por el Órgano Electoral.

Ante la pregunta sobre si el Gobierno de la presidenta Áñez está comprometido con la realización de las elecciones, el 69% respondió que “no”; el 16,5%, “sí”, y el 14,3%, “no sabe”.

Sobre el cuestionamiento sobre cuán de acuerdo está con la afirmación d que la gestión de la emergencia sanitaria puede desencadenar una nueva crisis política en el país, el 47,7% respondió “de acuerdo”; el 36%, “muy de acuerdo”; el 9,5%, “en desacuerdo”; y el 5,8%, “muy en desacuerdo”.

Respecto de la situación política del país, el 47,8% consideró que es “mala”; el 31,4%, “muy mala”; el 18,5%, “regular”; el 1,4%, “buena”, y el 0,7%, “muy buena”.

Situación del país

En relación a la situación económica del país en esta etapa de la pandemia, el 43,5% de los entrevistados considera que es “mala”; el 31,4%, “regular”; el 22,1%, “muy mala”; el 2,1%, “buena”, y el 0,71%, “muy buena”.

Situación social

Al asumir que en la crisis política de 2019 se produjo una “fractura social”, el estudio encontró estas respuestas: el 57,8% considera que la fractura “es aún más profunda y crítica”; el 40%, “se mantienes igual”, y el 0,7%, “ha sido superada”.

Sobre las opciones planteadas a los entrevistados respecto a la preocupación actual de los bolivianos, los resultados del estudio de tres respuestas múltiples, fueron: el 71,4% considera que la preocupación mayor es “la crisis económica con aumento de pobreza”; el 42,8%, “el riesgo de contagio de coronavirus (mío o de algún familiar)”; el 42,8%, “el autoritarismo y la persecución política”; el 42,1%, “el colapso del sistema de salud”; el 38,7%, “la no realización de las elecciones este año”, y el 28,2%, “hechos de violencia derivados de la emergencia sanitaria”.

El informe es parte del Proyecto de Análisis Prospectivo y Diálogo, de la fundación Friedrich Ebert Stiftung.

Brújula Digital

Los comentarios están cerrados.