Transportistas piden cerrar ingreso de vehículos chinos

6

El ejecutivo de la Federación Andina de Choferes de El Alto, Víctor Tarqui, pidió al Gobierno que se cierre la importación de vehículos chinos, a los cuales culpó por el crecimiento excesivo del parque automotor no solo en la ciudad de La Paz, sino en todo el país. “Los carros chinos nos ofertan hasta en las farmacias”, dijo.

El representante del sector se quejó por la proliferación de los vehículos chinos, en su criterio, dificulta el tránsito vehicular perjudicando a los transportistas, tanto en la ciudad de La Paz como en la urbe alteña. “La congestión hace que los vehículos ya no se puedan mover y por lo tanto ya no s epoda trabajar”.

Dijo que al Gobierno central le conviene recibir los ingresos por la importación de vehículos chinos, y a la Alcaldía le favorece el cobro de impuestos, pero el exceso de motorizados está ahogando la libertad de movilidad, con graves perjuicios para las ciudades de La Paz y El Alto.

Pidió que se realice reuniones con el presidente Evo Morales y las alcaldías para gestionar “el cierre definitivo del ingreso de carros chinos”.

En opinión de Juan Carlos Chambi, conductor del transporte público, el exceso de movilidades y las marchas de protesta están poniendo en riesgo la economía no solo de los transportistas, sino de otros sectores, incluso de los empresariales, que en la mayoría de los casos no pueden cumplir sus actividades diariarias.

“Es increíble que en la ciudad de La Paz los vehículos queden varados y sin posibilidad de moverse, esta situación se presenta todos los días y es una pérdida de tiempo para todos los conductores, así ya no se puede trabajar”, dijo.

Cada día se presenta una marcha en la ciudad de La Paz y, por lo tanto, el cierre de las calles del eje troncal de la urbe paceña, lo que hace imposible el tránsito de movilidades de y hacia las diferentes zonas de la sede de Gobierno, protestó Fátima Rojas, vecina de la zona Norte.

De acuerdo con la opinión de algunos vecinos, en algunos casos son los mismos choferes del transporte público los que adquieren, aprovechando los bajos precios, los vehículos chinos para luego ponerlos a trabajar en la ciudad de La Paz.

El Diario.