FmBolivia
Radio FmBolivia

Denuncia: Max maneja desde la cárcel a grupos en el congreso

22

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Representantes de catedráticos y de universitarios denuncian que desde la cárcel, Max Mendoza, expresidente de la Confederación Universitaria Boliviana (CUB), maneja grupos de docentes y estudiantes para mantener el poder en el Comité Ejecutivo de la Universidad Boliviana (CEUB).

“Nos hemos anoticiado de que hay un frente en el que está operando Max Mendoza desde la cárcel. Él está articulando un frente encabezado por un docente de Llallagua, quien busca ser el secretario ejecutivo del CEUB”, dijo el presidente de la Confederación Universitaria de Docentes (CUD), Carlos Salinas.

Explicó que este docente es la cabeza de la plancha afín a la cúpula de Mendoza y del Movimiento Al Socialismo (MAS).

Argumentó que el grupo que maneja Mendoza busca consolidarse dentro del CEUB con la finalidad de “que no se investigue todo lo que pasó”.

El 9 de mayo, a causa de la explosión de una granada de gas lacrimógeno, una avalancha humana se registró en la asamblea estudiantil del Comité Electoral de la Universidad Autónoma Tomás Frías para elegir a los representantes de la Federación Universitaria Local (FUL). Este hecho dejó cuatro estudiantes muertas y más de 80 heridos.

Los universitarios denunciaron que detrás de ese conflicto estaba la CUB. Según los estudiantes, los autores del atentado querían colocar “a gente de su rosca” en la FUL.

En esos días salió a la luz el nombre de Mendoza, quien fue denunciado por recibir un salario mensual de casi 22.000 bolivianos durante cuatro años por ser el secretario nacional del CEUB, cuando los estatutos indican que un docente con cinco años de experiencia debe ejercer ese puesto. Este dirigente no era profesional, ingresó a la “U” hace 33 años y en este tiempo reprobó 200 materias, en 100 de ellas sacó cero.

El pasado fin de semana, Mendoza fue enviado al penal de San Pedro con detención preventiva por seis meses.

“Lo que nos preocupa es que esa cúpula llegue al CEUB para que todos los delitos que se descubrieron en este tiempo, queden impunes”, dijo Salinas.

Un representante estudiantil de la Universidad Mayor de San Simón de Cochabamba, Oswaldo Erquicia, dijo que es muy preocupante lo que sucede en el Congreso XIII de Universidades de Bolivia. Indicó que pese a que Mendoza sigue detenido, “su gente continúa haciendo maniobras para quedarse en el poder”.

Aseguró que desde el inicio del congreso, su delegación solicitó que se suspenda este evento para que se pueda elegir a los nuevos dirigentes de las FUL. “Si continúan siendo los mismos, éstos seguirán operando a favor de Mendoza”, dijo.

El Comité Cívico de Potosí (Comcipo) lamentó la intromisión del MAS en el congreso universitario, por lo que convocó a una concentración en esa ciudad para repudiar ese actuar.

Salinas dijo que dentro de esa cúpula manejada por Mendoza está el dirigente de la FUL de la UMSA Álvaro Quelali, quien coordina con sus allegados.

En las redes sociales se viralizó un video en el que se ve al rector Óscar Heredia con Quelali y Franz Navia, el rector de la Universidad Amazónica de Pando.

Heredia aclaró que ese ambiente en el que se lo filmó era la sala de la Comisión de Poderes y que ingresó ahí para reclamar por qué no entregaron las credenciales. “Había disputas internas de las acreditaciones”, dijo e indicó que cree que confabulan contra él.

Según la agenda, ayer en la tercera jornada se instaló la sesión para conocer las conclusiones y para elegir a las nuevas autoridades del CEUB: un secretario general y ocho nacionales. Ellos dirigirán la institución por 4 años. Esta actividad no concluyó hasta el cierre de esta edición.

Fuente: Pagina Siete

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas