Por cuarta vez se posterga la entrega del hospital de Montero

14

Por el escándalo del supuesto caso de sobreprecio en la compra de 170 respiradores para el país, la entrega del hospital de tercer nivel de Montero (Santa Cruz) se vuelve a retrasar hasta el 15 de junio. Es la cuarta vez que se posterga la habilitación de este establecimiento de salud. La población salió en protesta en demanda de este nosocomio y denunció el colapso del sistema de salud, por ejemplo, su única unidad de terapia intensiva está cerrada.

El secretario de Gobierno de la Gobernación cruceña, Vladimir Peña, explicó que la entrega del hospital de Montero fue postergada nuevamente porque la Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento Médico (Aisem) -institución que realizó el contrato con la empresa constructora del nosocomio y que depende del Ministerio de Salud- es investigada por el supuesto sobreprecio en la compra de los respiradores. “(Está situación) está ocasionando que el hospital de Montero no se pueda abrir”, dijo.

Peña recordó que hace un poco más de dos semanas el gobernador de Santa Cruz solicitó a las autoridades nacionales que se agilice la entrega del nosocomio. Las autoridades departamentales se reunieron con el exministro de Salud Marcelo Navajas y el coordinador nacional en ese departamento, el ministro de Gobierno, Arturo Murillo. En el encuentro decidieron que la inauguración del hospital sería el 18 de mayo.

“Todos hemos trabajado para poner en marcha el hospital de Montero, pero desgraciadamente por todo el escándalo del caso de sobreprecio de los respiradores y toda la inestabilidad que este hecho ocasionó al Ministerio de Salud y a la propia Aisem, todo quedó paralizado”, dijo Peña.

Desde hace una semana se inició la investigación de la compra irregular de 170 respiradores. Por este hecho fueron aprehendidas cinco personas, entre ellas el exministro de Salud, el director ejecutivo de la Aisem Geovanni Pacheco; el asesor jurídico del Ministerio de Salud Fernando Valenzuela, una funcionaria de la Aisem y una trabajadora externa del Banco Interamericano de Desarrollo. Los tres primeros fueron enviados al penal de San Pedro por tres meses y las dos últimas están con detención domiciliaria.

Según Peña, por la investigación se precintó la oficina del exministro y “se quedaron dentro del despacho los convenios entre la Gobernación y el Gobierno nacional para poner en marcha tanto el recurso humano como financiero en el hospital”.

La autoridad indicó que requieren que la empresa constructora y la Aisem coordinen un contrato para que el hospital se entregue de forma anticipada y parcial. Se requiere, además, una modificación contractual que ya estaba acordada. “Pero por la inestabilidad, los convenios están paralizados. Es alarmante y preocupante que esos hechos causen perjuicio a la ciudadanía de Montero”, precisó.

Montero es uno de los municipios más golpeados del departamento cruceño con más de 700 casos. Según la presidenta de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve), María Luisa Negrete, la situación del sistema de salud es muy crítica porque no hay camas para pacientes con la enfermedad y la sala de terapia intensiva que tiene cinco camas se cerró. “Por eso hemos solicitado a las autoridades nacionales y departamentales que de una vez habiliten el hospital. Ahí hay 12 camas de terapia intensiva para pacientes críticos. La gente se nos está muriendo”, lamentó.

Varios vecinos tomaron de forma simbólica este nosocomio el lunes y exigieron la habilitación del hospital. “Es la cuarta vez que se suspende la entrega”, dijo el presidente del Control Social de Montero, Enrique Zeballos. Recordó que las otras tres fechas fueron el 6, el 15 y el 20 de abril.

El secretario de Salud de la Gobernación cruceña, Óscar Urenda, indicó que ya se acordó con el Gobierno un cronograma y se definió que el nosocomio “funcionará el 15 de junio”.

“Se están concluyendo todas las instalaciones de gases medicinales y otros. Se está resolviendo con el municipio el tema de los desechos biológicos”, dijo Urenda en un contacto con Página Siete.

Indicó que están resolviendo el tema contractual, ya que ahora la empresa constructora está negociando con el Ministerio de Salud porque según su cronograma la obra debía estar lista en noviembre de este año, pero por la entrega adelantada se necesita una resolución biministerial que involucre a los ministerios de Justicia y Salud. “Lo otro es que llegue recursos para la contratación de personal”, concluyó.

Pagina Siete