Contrato modificado del relleno de Alpacoma entre la Alcaldía y Tersa, eximió a la empresa de tres obligaciones

11

El alcalde Luis Revilla, en 2010, realizó una modificación al contrato de administración del relleno sanitario de Alpacoma, firmado en 2005 por el exalcalde Juan del Granado con la empresa Tersa. Con este cambio la liberó de cumplir tres obligaciones asumidas en el convenio inicial: el cierre técnico del relleno de Mallasa en diez años, la instalación de una planta de biogas y y la presentación de las boletas de garantía.

Estos cambios se realizaron con el segundo contrato modificatorio, pues el acuerdo con la empresa de Edwin Saavedra fue alterado en cuatro ocasiones.

El concejal del MAS, Jorge Silva, informó que este segundo documento no se encuentra en los archivos del Concejo, que no lo aprobó porque «se olvidaron de él» y que fue rubricado por el Alcalde en aplicación del silencio administrativo, cumplidos los 30 días del «descuido».

El legislador paceño explicó que el contrato inicial establecía que la compañía debía encargarse del cierre técnico del relleno sanitario de Mallasa, en 10 años. Sin embargo, con la modificación se le amplió el plazo por tres años para finalmente, con otro modificatorio, esa tarea quede a cargo de Emaverde, empresa del municipio paceño.

El acuerdo inicial con Tersa, también, establecía que esta firma debía implementar el proyecto de biogás. Pero «esta iniciativa no se cumplió y con el modificatorio de 2013 la Comuna liberó a Tersa de cumplirla», subrayó Silva.

Además, menciona la modificación al sistema de boletas de garantía, el cual debía cubrir el 10 por ciento del total de las inversiones de Tersa durante los 20 años del acuerdo de administración del relleno de Alpacoma.

«El documento base de contrataciones dice que debe existir una boleta de garantía, pero con todas las modificaciones establecidas no sabemos en realidad a cuánto asciende la inversión de Tersa en Alpacoma, y si siguen existiendo las boletas y si éstas se encuentran vigentes», acotó.

Además de estas tres facilidades en favor de Tersa, el concejal edil tiene otra duda ¿cuál será la situación de la maquinaria adquirida por la empresa de Saavedra al cabo del contrato? Dice que en un principio ésta debía quedar para el municipio, pero que ahora con los cambios no se sabe con claridad cuál será su situación.

ABI