Bolivia recibió $us 330 millones por remesas

2

Al mes de marzo de 2019, se reportó el ingreso de 330 millones de dólares por concepto de remesas familiares, las cuales presentan una ligera disminución de 5,4 % en comparación a similar período de 2018, según reporte oficial.

Entre los países que registraron las principales reducciones se encuentran Argentina, Brasil y España, quienes representan el 57,9 % de las remesas recibidas, siendo España el país con la mayor participación (43,0 %).

En relación a este último, de acuerdo a datos publicados por el Observatorio de Inmigración de Madrid – España, se pudo constatar la propensión de los conciudadanos que se encontraban en ese país de retornar a Bolivia.

Así, a enero de 2019, la población boliviana en Madrid alcanzó a 20.816 personas, la cual representa el 2,2 % de extranjeros que se encuentran en la capital del país europeo, cifra menor en 3,2 % a la registrada en enero de 2018 (21.514 personas).

Esa situación se explica básicamente por el contexto económico en la que se encuentran ambos países. Por un lado, España atravesó una recesión, llegando a contraerse 3,6 % en el 2009 y si bien ha mejorado en los últimos años, aún no demuestra una clara recuperación, pues en 2018 registró una expansión de 2,5 % en el Producto Interno Bruto (PIB), que continúa disminuyendo desde 2015, también presentó un notable aumento de su deuda pública que a 2018 llegó al 97,0 % de su PIB, junto con un alto desempleo con una tasa máxima de 26,1% el año 2013 y que a 2018 aún se encuentra elevada en 15,3 %, según datos del World Economic Outlook – abril 2019.

Esos resultados afectaron primordialmente a la población inmigrante, quienes, como es sabido, se trasladan a ese país para trabajar. En contraste, a partir de 2006, Bolivia mejoró sus condiciones económicas y sociales, con un sostenido crecimiento del PIB, una inflación controlada, y entre los logros sociales resalta la reducción de la pobreza extrema de 38,2 % en 2005 a 15,2 % en 2018, el descenso del Índice de Gini de 0,60 en 2005 a 0,46 en 2017, la menor relación de ingresos entre el 10 % más rico y el 10 % más pobre que pasó de 128 a 40 veces, entre 2005 y 2017, junto con la disminución de la tasa de desempleo abierto urbano que en 2005 fue 8,1 % y en 2018 anotó 4,3 %. Todos estos aspectos motivaron a los bolivianos a retornar al país.

Por otra parte, la situación crítica de Argentina también ha contribuido al descenso de las remesas proveniente de este país, entre enero y marzo de 2019, los envíos de dinero alcanzaron a 25 millones de dólares, monto inferior en 44,2 % a las anotadas en el acumulado a marzo de la pasada gestión ($us 44 millones). De igual forma, la débil recuperación de la economía brasileña, influyó en los menores montos recibidos por concepto de remesas familiares, que en el primer trimestre de esta gestión llegó a $us 25 millones, menor en 21,2 % a las contabilizadas en igual período de 2018.

El Diario.