Suavizar el garrotazo del #CoronaVirus

99

El drama de salud que estamos viviendo ya está pasando al campo económico e inminentemente podría continuar al campo social, que nos llevaría a una dramática situación de convulsión en el país.

En Bolivia el sistema de salud está al borde del colapso sin haber llegado el virus con toda su fuerza, es un sistema con escasas capacidades para un conflicto de gran intensidad. Esta crisis de salud presenta la siguiente situación: continúan las interminables filas en los bancos, así como las aglomeraciones en los mercados. (centros potenciales de contagios), los mercados móviles y la distribución gratuita de víveres no llega a todos a todos los barrios; aún no hay brigadas médicas que realicen pruebas masivas en los puntos potencialmente vulnerables o sospechosos de contagio; no se están explotando eficientemente los recursos del Estado, como instalaciones, empresas, sistema de transporte terrestre, aéreo y acuático en apoyo a las brigadas de ayuda voluntaria; la causa de muchas muertes no son comprobadas y los insumos de protección son insuficientes; hay inactividad del sistema de censo nacional y departamental, pudiendo brindar datos que sirvan de base al seguimiento, proyección y planeamiento. Para suavizar el garrotazo de la crisis, se deberá considerar lo siguiente:

PRIMERO; Ampliar la cuarentena, por dos razones fundamentales: a) porque estamos al principio de la pandemia, no en el final de la misma, b) porque si se suspende la cuarentena puede haber un Rebrote catastrófico, al igual que la gripe española que causo más de 50 millones de muertos en el mundo, recordemos también que esto puede durar meses y años, dependiendo COMO se la ataque. Debemos tener cuidado que puede venir una segunda ola y una tercera más fuerte.

SEGUNDO: La cuarentena se la debe ampliar aplicando la estrategia del “acordeón”, ajustándola acorde a la situación y a la respuesta de la población. Para ampliar una cuarentena con mayor libertad de movimiento se debe tomar en cuenta las siguientes acciones: prever clases virtuales para estudiantes incluso universitarios, hasta lograr la asistencia presencial divididos en grupos; así mismo, hacer el esfuerzo por fomentar el Teletrabajo en las oficinas de trámites administrativos, en las instituciones del estado, incluyendo al judicial. Realizar plan de cobertura estratégica en los puntos y zonas que signifiquen potencial riesgo para el resto de la sociedad con personal de las FFAA y Policía. Dislocación de personal militar y de las entidades financieras para que distribuyan los bonos en la misma modalidad que hacen para la distribución del bono “Juancito Pinto”, similar táctica para la entrega de víveres con personal de la gobernación y la intendencia; Despliegue médico para realizar test en lugares potencialmente declarados de alto riesgo.

No se debe descuidar la política de compasión dando sepultura digna a las víctimas, sea entierro o cremación, y prever espacios en todo el territorio utilizando infraestructura apropiada como hoteles, hostales, etc. para los pacientes en recuperación. Finalmente, al aplicarse este nuevo estilo de cuarentena flexible, se debe concientizar a través de los medios de comunicación a la sociedad para que evite RELAJARSE, o confiarse, porque todo lo que se pudo haber logrado al principio, se puede deteriorar.

Jorge Santistevan Justiniano
Abog. Docente Universitario