FmBolivia
Radio FmBolivia

El miedo sigue en San Jorge Kantutani, los vecinos alertan de nuevas rajaduras

95

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Las obras de estabilización en la zona San Jorge-Kantutani -donde hace casi tres años ocurrió un deslizamiento de gran magnitud- se paralizaron hace más de una gestión. El miedo en este sector sigue latente y los vecinos alertaron de nuevas rajaduras en sus viviendas.

Los vecinos piden a la Alcaldía continuar las obras, habilitar la avenida Libertador y que el Puente Kantutani, uno de los trillizos, vuelva a funcionar.

“Hay temor de un nuevo deslizamiento porque el terreno es inestable. Desde la tragedia (que se produjo en abril de 2019) notamos que antes había un relleno sanitario. Nosotros (las viviendas que quedaron) estamos en un lugar estable, pero aún tenemos temor porque el agua viene de la cancha Fígaro con fuerza y remoja el suelo”, contó a Página Siete Carlos Barrios, el dueño de un inmueble que está a escasos 20 metros de la corona del deslizamiento.

En 2018, las lluvias se retrasaron, comenzaron a finales de diciembre y se prolongaron hasta marzo de 2019. En abril cayeron chubascos intensos y el día del deslizamiento una fuerte tormenta y granizo azotó la ciudad. En las primeras horas de la tarde se registraron los primeros movimientos de tierra. A las 15:00, el cerro íntegro comenzó a deslizarse y se llevó 64 casas.

Los vecinos no tuvieron tiempo de sacar ninguna de sus pertenencias. Salieron huyendo con la ropa que tenían puesta. Dos personas que vivían en la parte baja fueron sepultadas por la tierra y sus cuerpos nunca fueron hallados. El movimiento de tierras fue tan grande que comenzó en la zona Inmaculada Concepción, hizo desaparecer la avenida Libertad y la tierra llegó hasta la avenida Kantutani, ya en la zona Sur.

Los trabajos de reconstrucción comenzaron casi de inmediato. Lo primero que se hizo fue demoler 18 de las 22 casas que quedaron al borde. Los propietarios de tres viviendas se negaron a la demolición de sus viviendas; hoy estos inmuebles se encuentran en el lugar como señal de alerta para los vecinos.

“Nuestra referencia -agregó Barrios- es la casa que está colgando y está encima de ese promontorio de basura. Si llegara a deslizarse tendríamos más temor en las calles de las casas vecinas”. En los inmuebles se pusieron testigos, que son marcas de estuco con la fecha en que fueron colocadas. Las que se pusieron en 2019, en 2020 presentaron rajaduras, lo que informa que el terreno continuó deslizándose. Las marcas de 2021 están sin grietas.

Pese a ello, Barrios dijo que en el interior de sus viviendas aparecieron nuevas marcas. “Notamos los asentamientos. En mi casa aparecieron rajaduras porque estamos cerca del deslizamiento. Son nuevas”, afirmó.

Las pasadas semanas cayeron torrenciales lluvias en la ciudad. Esta situación causó angustia en los propietarios de los inmuebles, relató Carlos C. “En las noches debemos rogar para que no pase nada y gracias a Dios estamos soportando las lluvias. Rogamos a la Alcaldía que continúen los trabajos. Nos dijeron que había presupuesto, pero ese dinero lo destinaron a otras cosas y ya todo se paralizó hace un año”, agregó.

Luego de la emergencia, la Alcaldía comenzó a retirar las miles de toneladas de basura que salieron a la luz. Inmediatamente la comuna hizo el embovedado del río Cotahuma que se encuentra en la parte baja del deslizamiento y llevó tierra para conformar terrazas que sirvan de soporte. La Alcaldía construyó -también- unos pilotes de gran envergadura para estabilizar los suelos y en uno de los extremos comenzó a edificar el muro de contención para rehabilitar la vía. Pero, en la actualidad, estas obras se paralizaron.

El actual secretario de Infraestructura Pública, Boris Bacarreza, dijo que ya se conversó de este problema con el alcalde Arias. “Una vez que se tenga la estabilización del sector, que esté asegurada, se construirá un gran parque con terraplenes que permitan la reposición de la vía que fue afectada. De esta forma se habilitarán los tres puentes que vincularán las laderas este y oeste”, explicó.

Consultado sobre si este plan se ejecutará este año, Bacarreza respondió que “se está desarrollando”. “En función (del cumplimiento) de los trabajos que se tienen programados, se terminará con la reposición de la vía”, explicó el funcionario edil.

Vladimir Ameller, exsecretario de Planificación para el Desarrollo, dijo -antes de dejar la Alcaldía- que esta zona “tiene una gran oportunidad” de convertirse en un nuevo pulmón de la urbe. “Ésas son decisiones que requieren evaluación técnica”.

¿Será este año? Ameller aseguró que no. “Hay que hacer estudios de preinversión. No se puede hacer grandes inversiones sin estos informes. Así evitamos improvisar y malgastar los recursos. Por tanto, este año será la definición de la cartera estratégica de obras (…)”, dijo.

Puente o parqueo

Proyecto Los Puentes Trillizos fueron inaugurados en noviembre de 2010 luego de una serie de conflictos con los militares, expropiación de predios y una inversión de 20 millones de dólares. La megaobra tenía el objetivo de unir las laderas este y oeste de la ciudad.

Emergencia En abril de 2019, el deslizamiento de la zona de San Jorge Kantutani hizo desaparecer la avenida Libertad, vía de ingreso al Puente Kantutani que une Bajo Sopocachi con San Jorge. La estructura quedó sin uso y hoy se convirtió en un parqueo de vehículos. La Alcaldía no tiene previsto reponer la vía por ahora.

Pagina Siete.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas