FmBolivia
Uniendo a más bolivianos en todo el planeta.

Fiscalía presenta acusación formal por Golpe de Estado I: Ocho figuras clave enfrentan juicio

  • Luis Fernando Camacho, Jeanine Añez, y exaltos mandos militares acusados por presunta coordinación en el derrocamiento de Evo Morales en 2019

En un giro trascendental del caso Golpe de Estado I, la Fiscalía ha presentado este martes la acusación formal que sacude los cimientos políticos de Bolivia. Luis Fernando Camacho, Jeanine Añez, Luis Fernando López, Marco Pumari, así como tres exjefes militares y un excomandante de la Policía, se encuentran en el epicentro de esta enrevesada trama judicial tras tres años de minuciosa investigación.

La acusación se centra en la presunta coordinación de Luis Fernando Camacho con fuerzas policiales y militares para derrocar al entonces presidente Evo Morales en 2019, facilitando así la asunción de Jeanine Añez al mando del país. El fiscal del caso, Omar Mejillones, reveló detalles cruciales durante una conferencia que dejó a la opinión pública boquiabierta.

Ocho personas son las que enfrentarán el juicio, cuatro de ellas señaladas como autores intelectuales del delito de terrorismo, para quienes se solicita una pena de 20 años de cárcel. Luis Fernando Camacho, Luis Fernando López, el excomandante de las Fuerzas Armadas Williams Kaliman y el excomandante de la Policía Yuri Calderón son los implicados en esta categoría.

En este drama legal, la situación de los acusados diverge. Mientras Luis Fernando Camacho está detenido en Bolivia, los otros tres han salido del país y se encuentran declarados en rebeldía. Para Jeanine Añez, Marco Pumari, el exinspector de las Fuerzas Armadas Jorge Fernández y el excomandante militar Carlos Orellana, la Fiscalía solicita penas menores, considerándolos cómplices en la trama.

Jeanine Añez y Marco Pumari están bajo custodia en el país, mientras que los otros dos cómplices están prófugos, según fuentes oficiales. Sin embargo, este no es el único giro de los acontecimientos, ya que seis imputados, entre ellos exministros y militares, se declararon culpables previamente, optando por el juicio abreviado.

En el contexto de 2019, Camacho y Pumari lideraban protestas civiles contra Evo Morales, acusándolo de fraude electoral, mientras que Jeanine Añez asumió la Presidencia tras la renuncia de Morales y los sucesivos en la línea de mando. La Fiscalía sostiene que Camacho coordinó con López para orquestar el derrocamiento, realizando movimientos financieros con ese propósito.

Entre los elementos probatorios presentados por el fiscal Mejillones, se destaca el contacto sostenido entre Camacho y Kaliman a través de Luis Fernando López desde octubre de 2019. Además, se evidenció una reunión entre López y Kaliman el 10 de noviembre de 2019, justo antes de que las Fuerzas Armadas instaran a la renuncia de Evo Morales. Un video donde Camacho afirma haber «cerrado» con policías y militares para los eventos de 2019 también se suma a la lista de pruebas.

Con esta acusación formal, Bolivia se prepara para un juicio histórico que podría redefinir su panorama político y judicial. Las sombras del Golpe de Estado I parecen alargarse sobre estas ocho figuras clave, dejando a la nación sudamericana en vilo ante el desenlace de este intrigante capítulo judicial.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más