FmBolivia
Radio FmBolivia

Con sólo 5.511 al día, la aplicación de la tercera dosis avanza a paso lento

13

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

La aplicación de la tercera dosis de la vacuna anticovid avanza a paso lento en el país. Por día –en promedio– se ponen 5.511 refuerzos. Los médicos y especialistas sugieren a las autoridades realizar una campaña agresiva para mejorar esta cifra. El Gobierno anunció que se ampliará el tiempo para recibir este inoculante.

“No recibí la tercera dosis de la vacuna porque tengo miedo de tener efectos adversos. Me indicaron que es terrible”, dijo Brayan, un joven de 28 años que tiene obesidad como patología de base.

Al igual que Brayan, muchas personas se resistieron a recibir el refuerzo por miedo a los efectos adversos. Según los médicos, esa es una de las principales razones de la baja cifra de aplicación de la tercera dosis.

El jefe de la unidad de Epidemiología del Ministerio de Salud, Freddy Armijo, dijo a Página Siete que “los efectos adversos son muy relativos (por la aplicación de la vacuna)”. “A muchos no les pasó nada”, aseguró.

Armijo explicó que, por el miedo a los efectos adversos, la vacunación de la dosis de refuerzo es “lenta”.

Bolivia habilitó la aplicación del refuerzo en dos ocasiones: octubre y diciembre.

Según el reporte del Ministerio de Salud, hasta el 24 de diciembre, 506.567 recibieron la tercera dosis. De este total, 363.267 se aplicaron en octubre.

Del 29 de noviembre hasta el 24 de diciembre, se colocaron 143.300 refuerzos. De acuerdo con esos datos, en la actualidad, en promedio, por día, se aplican 5.511 inoculantes.

Para el refuerzo, en el país, se aplican las dosis de la vacuna AstraZeneca. Estos inoculantes se ponen a las personas mayores de 18 años de edad y que terminaron su esquema completo entre febrero y junio.

Armijo destacó que –por ejemplo– el jueves 23 de diciembre se vacunaron 6.245. “Esa cifra no es despreciable, es una cantidad de personas vacunadas muy importante”, sostuvo.

La importancia del refuerzo

El presidente del Comité Operativo de Emergencias (COE) de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), Róger Carvajal, dijo que la tercera dosis está dirigida –en especial– a la población vulnerable.

“Los virus atacan con mayor fuerza a las personas que tienen una enfermedad de base. Por ejemplo, las que sufren diabetes, presión alta y otras dolencias que tienen un estatus inflamatorio. En caso de que el virus ingrese a su cuerpo, generará –casi siempre– una condición de gravedad”, explicó el especialista.

Carvajal dijo que, con la aplicación del refuerzo, el Gobierno busca que las personas tengan una mayor inmunidad.

El viceministro de Gestión del Sistema Sanitario, Álvaro Terrazas, explicó hace unos días que la vacuna actualmente no genera una inmunidad para toda la vida y dijo que “se está planteando iniciar un nuevo ciclo de vacunación”. Aseguró que, por ese motivo, “todos se vacunarán (contra la Covid-19) una vez al año o cumpliendo el esquema dos o hasta tres veces al año de acuerdo con la situación de la pandemia del coronavirus”.

Terrazas aclaró que en el año 2022 se reiniciará el ciclo y se “comenzará de cero” con los esquemas de vacunación.

De acuerdo con Carvajal, se decidió aplicar esta tercera dosis porque luego de seis meses de haber recibido la segunda dosis de la vacuna bajan los anticuerpos (linfocitos T), pero se mantienen las células de memoria (linfocitos B). El especialista indicó que esta situación ocurre porque “toda molécula en la sangre se va desestructurando en el tiempo”.

Según Carvajal, esos son los dos mecanismos con los que una persona genera inmunidad. “Si se infecta, estas células despiertan y actúan. Como las células de memoria son de reserva, una persona tiene las cantidades óptimas al sexto o noveno mes. En cambio, los anticuerpos o linfocitos T actúan de forma inmediata cuando el virus ingresa al cuerpo”, aseguró.

El especialista de la UMSA explicó que, cuando se aplica el refuerzo, se logra que los linfocitos T se eleven nuevamente.

El epidemiólogo del Hospital La Paz, Miguel Valverde, agregó que este proceso “se demorará dos meses después de la aplicación”.

Además, Armijo, el jefe de Epidemiología del Ministerio de Salud, indicó que las diferentes fábricas de vacunas garantizan con dos dosis y Bolivia recurrió a una tercera dosis, por razones de seguridad.

Según la autoridad, para que una dosis de refuerzo sea beneficiosa –primero– se debe aplicar una “(de un laboratorio) que no fue aplicada como primera o segunda dosis”, es decir que sea una “heteróloga”.

“El beneficio (de esta forma de aplicación) es que despierta un nivel de inmunidad mayor en las personas”, dijo. “Lo que estamos viendo –aunque no hemos alcanzado a hacer un estudio completo– es que eleva las defensas orgánicas de las que uno tiene con la segunda dosis en un 200 y hasta 600%”, aseguró.

Agregó que, si con dos dosis una persona ya está resguardada, “con una más está más garantizada la protección”.

“Teniendo la tercera dosis, las personas tienen mejores ventajas para defenderse –por ejemplo– de la variante Delta que está circulando o de la Ómicron, que llegará en algún momento al país”, sostuvo.

El martes, el Gobierno de Israel comenzó a aplicar una cuarta dosis de la vacuna.

De hecho, Armijo indicó que con las dos dosis, la población está bastante bien porque la mayoría de los que se infectan pasan la enfermedad de forma leve.

Los no vacunados

Según los datos del Ministerio de Salud, en el país, las personas no vacunadas representan entre el 70 y 90% de los internados a terapia intensiva.

Además, con el número de vacunados, la tasa de letalidad en la cuarta ola es del 1%. En la primera ola se alcanzó a 6,2%

Armijo explicó que si una persona está vacunada con la tercera dosis puede infectarse y llegar a un estadio moderado, “pero esa probabilidad es mucho menor de una persona que se vacunó sólo con dos dosis”.

Mucha gente no conoce de estos beneficios y tiene miedo de recurrir a los centros de salud para recibir la vacuna de refuerzo. Otros que buscan la tercera dosis, deben completar –en muchos casos– un cupo de 10 para abrir los frascos, según testigos.

Armijo, el jefe de Epidemiología del Ministerio de Salud, indicó que lo más probable es que la inoculación de la tercera dosis se pueda ampliar después del próximo año, porque hay vacunas heterólogas.

El martes, Bolivia recibió un millón de vacunas AstraZeneca fabricadas en Argentina y donadas por ese país para que sean aplicadas como refuerzo.

El presidente Luis Arce adelantó el 26 de noviembre, el día que lanzó la campaña de vacunación del refuerzo, que este proceso se aplicará el próximo año para las personas que cumplieron su esquema completo a partir del mes de junio.

¿Cuándo recibir la de refuerzo si se contagió?

“¿Por qué no me hice vacunar la tercera dosis?”, se lamentó Claudia, una mujer que tiene dos factores de riesgo: es adulta mayor y tiene un cuadro de diabetes. El domingo pasado, ella dio positivo a la Covid-19 y su salud está un poco complicada.

Ella aseguró que no recibió el refuerzo por temor a los efectos adversos y ahora lamenta esa decisión. “Si me hubiese vacunado, quizá no tendría neumonía”, dijo y prometió acudir al centro de salud para recibir su dosis de refuerzo una vez que salga negativa a su prueba de covid.

Pero ¿cuándo es prudente recibir la tercera dosis luego de pasar la enfermedad de la covid? El jefe de Epidemiología del Ministerio de Salud, Freddy Armijo, indicó que no existe un tiempo determinado. “Lo importante es que la persona esté completamente reestablecida”, dijo. Agregó que será cuando el médico indique que ya está completamente recuperada.

Según el epidemiólogo del Hospital La Paz, Miguel Valverde, la aplicación de la dosis de refuerzo debe ser al menos 20 días después de haber dado negativo a la enfermedad.

“Eso dependerá de cuánto haya afectado la enfermedad a la persona”, sostuvo.

Además, Armijo indicó que, si una persona está con síntomas de resfrío –por más que haya recibido las dos dosis– debe acudir al hospital más cercano para que valoren su salud. “No hay que olvidar que ahora los síntomas de la covid se asemejan mucho a un resfrío, con dolor de cabeza, fluidez nasal, escalofríos, dolor de huesos y de cuerpo, entre otros. Por eso –ahora– toda persona con esa afección es vista como paciente covid”, explicó.

Una vez que se haga la prueba en el centro de salud y se descarte covid, la persona deberá esperar una recuperación oportuna para recibir la dosis de refuerzo contra el coronavirus.

Ahora, Claudia está ansiosa porque pasen los días y recuperarse para “inmediatamente” acudir al centro de salud para recibir el refuerzo.

Contó que no sólo irá ella, sino que también llevará a su esposo porque él cursa actualmente la enfermedad.

“La dosis de refuerzo eleva las defensas orgánicas que uno tiene con la segunda dosis entre 200 y 600%”.

Freddy Armijo, jefe de la unidad de Epidemiología del Ministerio de Salud

Gestión de vacunas

Desde que Luis Arce asumió la conducción del Gobierno, hace más de un año, uno de sus principales logros de su gestión fue la adquisición de vacunas anticovid.

Enero Sandra Ríos fue la primera profesional en enfermería que recibió la vacuna Sputnik V. Cumplía funciones en el domo 1 del área covid del Hospital Japonés y estaba en contacto directo con pacientes covid.

Marzo Se inició la vacunación masiva en el territorio nacional con la inmunización de los adultos mayores de 60 años. 1,2 millones de personas están en ese rango de edad según la proyección del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Mayo Se inició la inmunización anticovid de las personas mayores de 40 años. Un mes antes, en abril, el país comenzó la vacunación de las personas mayores de 50 años.

Junio Se comenzó a inmunizar a las personas mayores de 30 años. Se habilitaron más centros masivos de vacunación y hospitales. Se incluyeron sectores como maestros y transportistas.

Octubre El 20 de este mes, se inició la inmunización contra la Covid-19 a los adolescentes de 16 y 17 años. Además, ese mes, se inició la aplicación de terceras dosis de refuerzo a la población mayor de 18 años.

Diciembre La vacunación anticovid se extendió a los niños de cinco a 11 años con dosis de Sinopharm. Según datos del INE, la población de este grupo etáreo es de 1,6 millones.

Pagina Siete.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas