Arturo Murillo cuestiona quejas de México y dice que se continuará resguardando la Embajada de ese país en La Paz

4

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, cuestionó el jueves las quejas del Gobierno de México sobre un supuesto asedio a su Embajada en La Paz y dijo que se continuará resguardando esas instalaciones por obligación del Estado boliviano en el marco de acuerdos internacionales.

Murillo, en una breve conferencia de prensa, explicó que se implementó el reforzamiento de la seguridad en la parte exterior de la Embajada de México frente a las amenazas de «toma y quema» de esas instalaciones por grupos movilizados que rechazan el asilo de exautoridades del Ejecutivo boliviano.

«Nuestra obligación como Gobierno y la orden que tenemos de la presidenta Jeanine Áñez es dar todo el resguardo a las embajadas y diplomáticos como lo hemos hecho en los momentos de mayor conflicto, entonces para nosotros nos cuesta entender por qué se quejan de que cuidemos la residencia y la salud de sus alojados y de la misma embajadora», dijo.

El Gobierno de México cuestionó esta jornada el supuesto hostigamiento contra su Embajada en Bolivia, señalando que una situación así no ocurrió ni durante la dictadura de Augusto Pinochet en Chile, tras el golpe militar de 1973, según medios de prensa.

Además, no descartó presentar una demanda internacional contra el Gobierno boliviano por violación a las obligaciones diplomáticas.

«Hoy nos amenazan con llevarnos a la Corte Internacional de Derechos Humanos, allá nos veremos, allá nos veremos con mucho gusto y veremos quienes han violado los tratados, nosotros protegiendo la Embajada y la residencia o ellos permitido que el señor Morales haga lo que se le dé la gana violando los tratados internacionales», afirmó.

Asimismo, desmintió que la Policía haya revisado un vehículo de esa Embajada y se hayan vulnerado los tratados internacionales como acusó la embajadora de ese país.

«Me parece que los únicos que han permitido que se violen los tratados de las convenciones ha sido el Gobierno mexicano, cuando le dieron refugio a Evo Morales, terrorista confeso por haber mandado a asesinar al pueblo de Bolivia, haberle quitado la comida. Ellos le han permitido que haga declaraciones políticas violando los tratados internacionales», dijo.

Vic/ ABI