“Nuevamente la Policía se excedió”

12

A través de marchas que salieron desde diferentes puntos de las ciudades de El Alto y La Paz y que se concentraron frente al Tribunal Supremo Electoral (TSE); el pasado jueves derivaron en fuerte represión policial que incluso llegó hasta el atrio de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA).

Una avalancha de desesperación se vivió la noche del jueves, cuando efectivos del verde olivo, munidos de gases lacrimógenos, intentaron dispersar la concentración que se encontraba sobre las avenidas 20 de octubre y 6 de agosto, en la zona de Sopocachi de la ciudad de La Paz.

No satisfechos con la gasificación en ese sector, los policías que se trasladaban en motocicletas, llegaron hasta el atrio de la UMSA, donde los estudiantes habían encendido fogatas para contrarrestar el efecto de los gases y empezaron a disparar gases a los jóvenes que desesperados gritaban ¡mi voto se respeta c…!

A través de una transmisión en TVU se veía cómo los universitarios gritaban de desesperación ante los atropellos de efectivos policiales, quienes además de disparar gases apagaron las fogatas que universitarios habían prendido en el Monoblock de su casa superior de estudios.

INJUSTIFICADO

El exdefensor del Pueblo y miembro del Comité de Defensa de la Democracia (Conade), Rolando Villena, aseguró que ningún acto de violencia es justificable y más aún si se está en un momento de construcción de la democracia desde abajo hacia arriba.

“Estos actos ilícitos de la Policía son condenables, porque no se está respetando la autonomía universitaria. Es censurable y puede ser objeto de una denuncia, para que quienes han dado las instrucciones sean procesadas como corresponde. No hay que dejar pasar, es un delito de orden público”, apuntó.

Asimismo, lamentó que la Policía esté usando objetos contundentes para reprimir a los manifestantes a nivel nacional.

“Están disparando los gases en sentido horizontal, eso es peligroso porque va con un objetivo deliberado. Los gases se los lanza hacia arriba, nunca en horizontal, es sumamente peligroso, porque a una distancia de hasta ocho metros, puede ocasionar lesiones gravísimas”, explicó.

Apuntó que el hecho de perseguir a estudiantes es una manera de doblegarlos y atentar contra la libertad de manifestación pública, garantizada por la Constitución Política del Estado.

ONU

La Oficina de las Naciones Unidas (ONU), para los Derechos Humanos expresó su preocupación por los informes ayer viernes. Los informes sobre excesos policiales incluyen el uso de gases lacrimógenos, “lo que violaría los principios básicos sobre el uso de la fuerza” por parte de cuerpos de seguridad, señaló en rueda de prensa la portavoz de la oficina de derechos humanos Ravina Shamdasani.

La portavoz de la institución que dirige la alta comisionada Michelle Bachelet también recordó a las autoridades bolivianas que “el uso de la fuerza frente a manifestantes debería aplicarse sólo en circunstancias excepcionales, de acuerdo con las normas y los estándares internacionales”.

Añadió que las denuncias deben ser investigadas de forma “rápida, profunda, independiente e imparcial” y también comunicó a los manifestantes que “sus quejas deben expresadas de forma pacífica, sin recurrir a la violencia”.

“Pedimos a todas las partes, incluyendo líderes políticos y sus seguidores, que ejerzan la contención para reducir las tensiones, e inicien un diálogo para afrontar sus desacuerdos, de lo contrario hay riesgo de que la situación quede fuera de control”, concluyó la fuente oficial.

INCUMPLIMIENTO A MANDATO

La activista social de la ciudad de El Alto, Guadalupe Daza, aseguró que con la represión que actuaron los policías en los últimos días, se evidencia que se está incumpliendo el mandato constitucional de servir al pueblo, ya que ellos estarían sirviendo solo a un partido político.

“Estos últimos días, hemos visto con mucho dolor, que el pueblo boliviano, que con razón y legitimidad reclama su voto que es desconocido por el TSE, obedeciendo las instrucciones del Gobierno, ha sido víctima de los excesos policiales durante las marchas de protesta que realizan en todo el país. Eso demuestra que en los mandos policiales existen policías identificados como militantes del partido político gobernante, como el caso del comandante departamental de Santa Cruz, Igor Echegaray, lo cual es reprochable desde todo punto de vista”, aseveró.

Reprochó que efectivos del orden hagan abuso de poder, arremetiendo contra la población civil.

“Han arremetido contra la población gasificándoles sin medida, arrestando al que se les ocurre, golpeando sin compasión a mujeres, incluso ancianos, jóvenes y todos los que ellos creen que deben ser golpeados, que con apego a sus derechos consagrados constitucionalmente están realizando sus protestas”, apuntó.

Recordó que algunos policías se declararon abiertamente como miembros del proceso de cambio.

“Recordemos que, por ejemplo, el Comandante Departamental de Cochabamba, que además les brindó servicios de seguridad a los masistas que arribaron a esa ciudad, armados de palos y otros elementos con los que pretendían dañar a los que protestan en contra del Gobierno, defendiendo su voto; pero para ese comandante la conducta de esos masistas debe ser bueno, porque ni siquiera les amonestó, prueba de ello son las propias declaraciones, que se hicieron públicas en redes sociales, medios de comunicación radial, televisiva y periódicos”, apuntó.

Daza recordó también al excomandante de la Policía Abel de la Barra, quien se declaró “masista” y asistía abiertamente a proclamaciones de esa tienda política.

“Otra prueba es el excomandate de la Policía Boliviana, Faustino Mendoza, quien al margen de declararse parte de proceso, comprometió a todos los miembros de la institución para apoyar al presidente. Peor aún, en su gestión, se reveló que la Policía realizaba vigilancia y seguimiento a opositores y periodistas; todo ese accionar de esos malos policías está sancionado por ley ya que hacen acción política partidaria descaradamente”, lamentó.

Por otro lado, Daza cuestionó que efectivos solo repriman a sectores que se oponen al Gobierno.

“Cuando los grupos masistas agreden violentamente al pueblo, esos malos policías no dicen nada y más bien los protegen, pero cuando los llamados opositores marchan reclamando sus derechos son gasificados, agredidos brutalmente y hasta arrestados. Ese accionar policial es excesivo y hasta penado por la ley, pero como es en defensa del gobierno del MAS seguro que esos excesos no serán investigados y peor aún sancionados”, aseguró.

En esa línea refirió que toda esa conducta de malos policías obedece a una consigna del Gobierno para amedrentar y someter al pueblo y a sus intereses de mantenerse en el poder, aún a costa de violar Derechos Humanos y las propias normas como la Constitución Política del Estado.

“Con todo ese accionar irracional de muchos funcionarios policiales, el pueblo se siente traicionado por quienes juraron servirnos. Se ratifica de que el Gobierno está practicando, sin temor alguno el prevendalismo en su máxima expresión, para ganar lealtades de esa índole”, lamentó.

POLICÍA

El director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), William Cordero, informó ayer que la Policía se mantiene acuartelada al cien por ciento y en alerta para garantizar la paz, armonía y evitar disturbios que causen daños a la propiedad pública y privada en Bolivia.

“Nosotros estamos acuartelados en cien por cien de nuestros efectivos y estamos trabajando en atención de casos delictivos y prevención del delito, sobre todo, en las marchas de personas que intentan generar hechos de violencia”, manifestó.

Aseguró que grupos especiales de esta repartición están desplazados en varios puntos del país con el fin de evitar desmanes de grupos que están movilizados.

Por otro lado, aseveró que varias personas involucradas en la toma y la quema de los tribunales electorales departamentales de varias ciudades fueron recluidas con detención preventiva en centros penitenciarios.

La autoridad policial, advirtió que las personas que estén cometiendo destrozos de propiedad pública y privada y estén ocasionado lesiones a las fuerzas del orden serán aprehendidas y puestas a disposición del Ministerio Público. (ABI)

GOBIERNO

A través de un comunicado, el Ministerio de Gobierno, aclaró ayer que efectivos de la Policía Boliviana, en ningún momento ingresaron a los predios de la UMSA.

“Desmentimos categóricamente las versiones infundadas de algunos medios de comunicación y redes sociales que señalan que efectivos policiales habrían vulnerado los predios universitarios. La Policía Boliviana reafirma su principio de respeto a la autonomía universitaria y ordenamiento legal que rige en el país”, dice parte del comunicado.

El Diario.