Gobierno anuncia que diferimiento de créditos será diferenciado y apela a la capacidad de diálogo de las entidades financieras

77

El ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, informó este miércoles que el diferimiento de créditos será diferenciado, pues no todos los sectores están en las mismas condiciones económicas y apeló a la capacidad de diálogo de las entidades financieras.

«Está claro que este es un beneficio, sobre todo, para las familias que más necesitan y por tanto esta medida debe ser puesta en práctica identificando a esas familias más necesitadas y diferenciarlas de aquellas que están en condiciones de asumir esta obligación de pago», dijo Núñez, en conferencia de prensa.

Agregó que este aspecto, luego de un análisis, será plasmado en una reglamentación porque todos los bolivianos deben estar conscientes de que hay que preservar la cultura de pago.

«Los bolivianos somos personas trabajadoras y gracias al producto de nuestro esfuerzo y trabajo somos personas que honramos con nuestros compromisos y obligaciones», enfatizó.

Anoche, la presidenta Jeanine Áñez promulgó la Ley de diferimiento del pago de créditos, que establece que las entidades de intermediación financiera deben realizar ese procedimiento de manera automática.

Es decir, «el diferimiento automático del pago de las amortizaciones de crédito a capital e intereses y otro tipo de gravámenes del sistema crediticio nacional desde la declaratoria de emergencia por la pandemia del coronavirus al 31 de diciembre de 2020», precisó.

En ese sentido, remarcó que esta es una medida que requiere más esfuerzo y más solidaridad, especialmente, del sistema financiero.

«A propósito del sistema financiero, como gobierno ahora e incluso antes de la pandemia, estamos trabajando por responsabilidad velando por la solidez y estabilidad económica, (pero) repito, es tiempo de solidaridad y haremos una reglamentación responsable», insistió.

Añadió que la idea es seguir trabajando como hasta ahora, vale decir, ayudando a recuperar la economía de las familias bolivianas y de ese modo reactivar la economía del país.

Por eso «conversaremos (también) con las entidades financieras apelando a su capacidad de diálogo y negociación, y en función a ello vamos a seguir trabajando unidos para salir adelante», puntualizó la autoridad.

/EC/lm ABI