Médicos se reunirán mañana para evaluar paro indefinido

3

Mañana se reúne el Consejo Nacional de Salud (Conasa), para evaluar el paro indefinido y considerar nuevas medidas de presión, informó ayer el presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea.

Señaló que los representantes del Conasa se reunirán mañana en la ciudad de Santa Cruz, para analizar nuevas medidas de presión, con el fin de lograr que sus demandas sean escuchadas por el Gobierno.

Por cuestiones de estrategia –dijo– las medidas de presión empezarán a incrementarse, el sector de los médicos no descartan marchas y bloqueos, con el apoyo de otros sectores, al no tener respuesta por parte de las autoridades de Salud. Sin embargo, aclararon que los galenos están dispuestos a entrar a un nuevo diálogo.

Respecto a la Ley contra el Cáncer, el presidente del Colegio Médico de Bolivia, Erwin Viruez, indicó que el sector profesional que no está en contra de la norma y sólo tiene la intención de contribuir con sus respectivos conocimientos científicos.

Sobre la Ley 1189 de Prioridad Nacional de Desarrollo y Crecimiento de la Caja Nacional de Salud (CNS), la cual tiene el fin de construir más de 60 hospitales en toda Bolivia, ratificó que no resolverá las necesidades de los asegurados, porque están programados en localidades en donde no existen afiliados a la aseguradora.

El paro indefinido que hace siete días llevan adelante los médicos del país continuará, debido a que aún no hay un acercamiento con el Gobierno.

Por su pare Wilfredo Anzoátegui, vicepresidente del Colegio Médico de Santa Cruz, lamentó la postura intransigente del Gobierno.

El dirigente explicó que se tuvo de explicar a las juntas vecinales el motivo del paro y que estas entendieron e indicaron que iban a apoyar la demanda de los profesionales de la salud. En cambio, la medida es rechazada por la COB.

El Ministerio de Salud habilitó hospitales móviles en Santa Cruz y en La Paz para contrarrestar el paro. En estos lugares ofrecen atención en 20 especialidades. La medida de presión se debe a que los médicos de los hospitales públicos piden su incorporación a la Ley del Trabajo -para acogerse a beneficios dispuestos para empleados estatales-, mejoras en el reciente sistema universal de salud y la participación del gremio en la designación de nuevos cargos en el sector.

El Gobierno se mantiene firme en que los ítems de nueva creación son para profesionales que tienen contratos temporales, por lo que ven inviable un proceso de institucionalización, como el que piden los médicos.

El Diario.