Salvatierra: El pedido de renuncia de Evo que hizo Huarachi fue un golpe moral

El pedido de renuncia de Evo Morales que hizo el secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Huarachi, el 10 de noviembre de 2019 horas antes de que lo hagan las Fuerzas Armadas “fue un golpe moral muy fuerte”, reveló la entonces presidenta del Senado, Adriana Salvatierra.

“Después vimos la solicitud de renuncia del ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB) y ese fue un golpe moral muy fuerte” afirma la exsenadora del MAS en el ensayo audiovisual “Noviembre rojo”.

“Hemos desayunado a las cinco de la mañana con la COB y (Huarachi) dijo, ‘sí, compañeros, vamos a traer 5.000 mineros de Huanuni’. Así se fue el compañero Huarachi y tres horas más tarde después está pidiendo la renuncia” lamenta el exvicepresidente Álvaro García Linera en el documental.

“No sé si fue víctima de algún tipo de presión como muchos de nosotros”, duda Salvatierra.

No obstante, el autor de la solicitud hasta ahora negó en varias ocasiones lo que dijo el 10 de noviembre.

“Si seguramente es una acción y una medida para que el pueblo se pacifique, compañero Presidente, le llamamos a la reflexión de que pueda seguramente asumir esta responsabilidad. Si hay una necesidad de renunciar por pacificar el pueblo boliviano, Presidente, lo hacemos, lo decimos desde la COB, para pacificar el país a nivel nacional” planteó en la misma línea de las Fuerzas Armadas, la Policía y la Defensoría del Pueblo, que coincidieron en que la renuncia de Morales podría devolver la paz a Bolivia.

“Apelando al compromiso con la Patria, se sugiere al Primer Mandatario y al Vicepresidente del Estado, considerar la dimisión a su cargo para lograr la pacificación del Estado Plurinacional de Bolivia”, se leía en el tuit de la Defensoría del Pueblo a las 12:04 del 10 de noviembre de 2019 que después fue borrado.

Sin embargo, la herramienta Way Back Machine confirma que el tuit fue creado el 10 de noviembre y aún se ve en el cache de la cuenta de Twitter de la Defensoría.

Las autoridades de las Fuerzas Armadas y la Policía de entonces son juzgadas en Bolivia por un supuesto “golpe de Estado” en contra de Evo Morales.

¿Cuándo decidió renunciar?

En el documental de Verónica Córdova, Morales, García Linera y Salvatierra afirman que la decisión de la renuncia fue asumida el 10 de noviembre de 2019 después de la supuesta ruptura de mando en las Fuerzas Armadas.

Sin embargo, Morales en su libro llamado “Evo Morales. Volveremos y seremos millones” señala que esta decisión fue asumida un día antes de su renuncia, es decir el 9 de noviembre, aunque también indica que lo hizo el mismo 10.

En la página 37 de ese libro señala textualmente durmió con la “conciencia tranquila” porque era un buen cálculo la decisión de renunciar una noche previa al informe preliminar de la OEA y su anuncio oficial de renuncia.

“Entonces dormí con la conciencia tranquila, la decisión de renunciar era un buen cálculo para evitar una masacre. Renuncié el domingo. Las Fuerzas Armadas fueron las últimas en ‘sugerir’ mi renuncia, en conferencia de prensa”.
$!El mensaje oficial de la Defensoría durante los días de crisis de 2019.
El mensaje oficial de la Defensoría durante los días de crisis de 2019. @DPBoliviaOf

En páginas previas indica que decidió renunciar a su cargo para “evitar tanta agresión, tanta humillación”. “Para que no sigan quemando las casas, como la de mi hermana, las de los familiares. Decidimos (con Álvaro García Linera): – Vamos a renunciar para evitar tantos hechos de sangre. Y decididamente informamos esto a nuestros compañeros” se lee en la página 34.

Hay versiones que señalan que Huarachi y el general Williams Kalimán (comandante de las Fuerzas Armadas) ya conocían de la decisión de Morales y García Linera cuando hicieron las “solicitudes” de renuncia, pero la Fiscalía no indagó en esos extremos e hizo prevalecer la versión de “golpe de Estado” del MAS.

En el audiovisual de Córdova, Morales reconoce que dudó en al menos dos ocasiones de su decisión antes de anunciar oficialmente su renuncia: cuando levantaba vuelo en El Alto con destino a Chimoré y antes de la transmisión en vivo del canal estatal en la que comunicó que deja el cargo de Presidente.

Con la decisión asumida, los entonces presidente y vicepresidente encomendaron la sucesión constitucional a Adriana Salvatierra, entonces presidenta del Senado: “Adrianita te va a tocar a vos asumir (…), insistió en que si estábamos seguros en la decisión que estábamos tomando, va estar complicada nos dijo”, relata García Linera.

Después de reconocer el contexto complicado, le indicaron que ella “tiene la fuerza y la convicción política para remontar esto y (ella dijo), sí”, según el otrora vicepresidente.

Horas después, Salvatierra renunció a la sucesión constitucional.

Fuente: Pagina Siete

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más