Altifibers pagó beneficios sociales a 145 extrabajadores

9

Altifibers S.A., la empresa textil que a principios de este mes decidió suspender operaciones por “fuerza mayor”, pagó la totalidad de los beneficios y derechos sociales a 145 de los 181 trabajadores que figuraban en sus planillas del mes de mayo. Quedan 36 personas que recibirán sus beneficios cuando concluyan tareas administrativas pendientes.

“Efectivamente hicimos el esfuerzo de gestionar los recursos necesarios para cumplir con nuestras obligaciones, en los plazos establecidos por Ley, y estamos en condiciones de informar que, a la fecha, se ha pagado beneficios a 145 personas, a unos de manera directa y a quienes no se presentaron a través de fondos en custodia del Ministerio de Trabajo”, explicó el gerente de Altifibers, Alfredo Ascarrunz.

El ejecutivo aclaró igualmente que existe un grupo de 36 trabajadores que vienen colaborando con tareas pendientes y procesos administrativos, “que una vez concluidos también podrán cobrar los beneficios que les correspondan”.

Ascarrunz destacó el hecho de que, a pesar de tener muchos compromisos, la empresa decidió priorizar la situación de los trabajadores, “pues se trata de colaboradores que en muchos casos han sido parte de la familia Altifibers desde hace más de dos décadas”.

“Estamos conscientes de las consecuencias que tiene la suspensión indefinida de nuestras operaciones, pero en lo inmediato no existen alternativas que nos permitan visualizar una salida diferente a la que elegimos”, añadió.

El ejecutivo recordó que la suspensión de operaciones obedece a que los principales mercados de exportación de los textiles de llama y alpaca producidos por Altifibers están cerrados y que la mayoría de los pronósticos indican que esta situación no cambiará en el largo plazo.

La mayor parte de las exportaciones de la empresa estaban dirigidas a Italia y China, dos de los primeros países en cerrar sus fronteras en los primeros meses de este año.

“En nuestro caso los problemas comienzan incluso antes del inicio de la cuarentena en Bolivia, porque tuvimos un primer trimestre muy difícil y con una caída drástica de nuestras ventas al exterior”, dijo.

El Diario